Estrategia global, pensamiento local

Los gringos y los chinos ya pueden comer jamón. Así que estas navidades serán las últimas en las que comeremos jamón del bueno a un precio más o menos razonable. Más de mil millones de tíos comiendo este producto objetivamente sabroso convertirán la producción para el mercado interno es un deshecho de tienta. Bienvenidos a la globalización.

La palabra es nueva, pero el concepto no. Los sumerios ya tenían ambición de controlar el mundo conocido. Y qué decir de persas y romanos. A eso siempre se le llamó imperialismo. Consistía en conquistar, militarmente, unos territorios e imponer un orden común, a menudo superior en todos los sentidos. Hoy, ese imperialismo ha desaparecido. Existe uno que se llama globalización y que funciona en un ámbito económico y cultural.

La globalización es dominar económicamente un territorio, controlando los medios de producción. Para reforzar ese dominio se impone un modelo cultural común, casi siempre trivial e insultante. Los efectos de esta estrategia hacen que sea más caro comer jamón macrobiótico cultivado en Japón que el criado en Guijuelo. Los que controlan los medios de producción crean el mercado a su imagen y semejanza. A lo mejor les interesa que en los McDonald's de Texas se oferte un Menú McG, (McG=McGuijuelo), a 3,95$, incluyendo pan untado en tomate y vino.





Se me hace la boca agua...


Comentarios

Entradas populares