Confesiones a media tarde

Esto debería haberse publicado el jueves 6 de diciembre de 2007.

La tarde cae sobre la sierra de Madrid. Estoy triste por razones profesionales y personales, aunque no voy a hablar de eso. Cuando he ido a por el coche me he encontrado un papel arrugado y escrito a boli. Lo transcribo de manera literal.

"Alguien se muda. No definitivamente, pero se va. Volverá, me lo asegura. Pero se va. Se va. Y yo no he llegado aún. Mi único antídoto es aprender a hacerme bien el nudo en los zapatos de piela de caimán".

Lo sorprendente de este texto es que parafrasea mi canción favorita de 091. Es una señal de hacia dónde se dirigen mis pasos.

Comentarios

Entradas populares