Cerrado por vacaciones. Disculpen las molestias

Ese cartel me lo encontré ayer en todas las paradas turísticas que quise hacer. Lejos de desanimarme produjo en mí un efecto bastante placentero. No estoy de vacaciones, ni haciendo turismo. Estoy dejando que pasen los días, simplemente. Para ese cometido vale cualquier actividad, siempre que no sea demasiado onerosa desde el punto de vista físico y/o mental.

Parece que hoy cogeremos un barquito a Formentera, aunque está nublado y va a llover. Lo más importante es, sin embargo, que ya nos hemos asegurado ver el Barcelona-Real Madrid, lo más embrutecedor y narcótico que existe. Me da un poco lo mismo quien gane, porque cada día tengo más claro que mi Atleti hace tri-ple-te este año. De fijo.

Mañana, la tradicional entrega de un nuevo cuento de navidad de sólo 2 ó 3 párrafos. Tengo ideas, pero todavía no sé muy bien de qué va a ir.

Comentarios