Escatología

Copio y pego del diccionario de la Rae.

escatología1.

(Del gr. ἔσχατος, último, y -logía).

1. f. Conjunto de creencias y doctrinas referentes a la vida de ultratumba.




escatología2.

(Del gr. σκῶρ, σκατός, excremento, y -logía).

1. f. Tratado de cosas excrementicias.

2. f. Cualidad de escatológico2.





====================================================================


Sí, es correcto. Dentro de la escatología están todas las religiones, especialmente la católica, siempre tan afecta a la necrofilia gore. Yo, hoy, voy a escribir sobre el otro aspecto de la palabra, el excremental.

No entiendo a la gente que no puede defecar en lugares públicos. Vale, nuestra sociedad dice que nuestro cuarto de baño es nuestro "trono". ¿Eso puede indicar que si cagamos en un váter ajeno perdemos nuestro reino? ¿Tiene que ver con aquello tan atávico de marcar territorio, nuestro territorio?

Amigos, yo me he liberado de esa prisión. Doy lo mejor de mi mismo siempre que me apetece y donde sea. Recuerdo que rompí las cadenas de mi condición animal en la Facultad de Derecho. Durante mi periodo de leve estudiante de Leyes me pasaba muchas horas en el bar. Esas horas en el bar me llevaron a tener que visitar el excusado en multitud de ocasiones, para hacer cosas que nadie puede hacer por mí (la otra cosa que nadie puede hacer por mí es ser feliz). Al principio me daba un poco de palo, pero un semestre después la cosa era lo más natural del mundo. Aquello salía, con comodidad y sin bruscas estridencias.

Este es mi consejo de hoy: Cagad en todas partes. Sólo aseguraros de poder limpiaros el culo y de tomaros vuestro tiempo. Eso sí, ni lo intentéis en los servicios de la Estación de Atocha, porque ese espacio pertenece a otra dimensión, ya hablaré de ésto otro día.

¡Ah!, y también se permite "cagarla", que no es, exactamente, lo mismo.

Para terminar, citaremos a uno de nuestros clásicos, Quevedo. El hombre era un poco facha ("miré los muros de la patria mía"), pero nos puede servir para abrochar esta entrada, y además para dotarla de cierto peso culterano.

"No hay placer más descansado,
que el de después de haber cagado"

Comentarios

mila ha dicho que…
Te felicito.
Sólo tú puedes hacer del cagar algo tan ameno.
¿Y cómo va lo de la felicidad?
El Buen Salvaje ha dicho que…
Doy lo mejor de mi mismo siempre que me apetece y donde sea.

Hombre, Vencido, yo creo que tu caca no es "lo mejor de tí"... jajajajajajaaaa

Cuando calificas de "un poco facha" a Quevedo (una vuelta de tuerca más al tema del patriotismo, que no creía que se pudiera dar) ¿te refieres al significado etimológico de la palabra ¿verdad? es decir, al de "hacha". Vamos, que Quevedo era un "hacha" ¿no?

Porque decir que era fascista por querer ensalzar a su patria... Uffff...

Saludos salvajes.
Klitos ha dicho que…
Ya hablaremos seriamente ante un Baines lo de si Quevedo era un poco facha... Yo creo que era del Atleti... Como yo, je, je...
djflow ha dicho que…
Curioso... yo también me liberé de tan penosa prisión en la facultad...
Vencido ha dicho que…
En fin, lo de Quevedo era un poco para provocar. Pero es cierto que ensalzar la patria en el siglo XVII era ensalzar al monarca absoluto, lo cual, forzando la máquina y ciñiéndonos a códigos actuales, era ser un poco de derechas.

Por otro lado, ensalzar a la patria no es privativo de las derechas. Sólo es privativo de... los canallas y los analfabetos. Alguien dijo que "El patriotismo es la virtud de los canallas" o algo así. Tiendo a estar bastante de acuerdo.

Por otro lado, Quevedo no podría ser del Atleti. Un medrador cortesano, un satirizador, vamos, como Pedro Ruiz, pero con talento. Góngora le da para el pelo en cuanto a altura poética. El que sí podía ser del Atleti era Cervantes. Y a su biografía me remito. Jamás peleó por un puesto en la corte, sólo por sobrevivir.
Polkium ha dicho que…
Pues yo intento no cagar en exteriores (es decir, fuera de mi trono) pero no por escrúpulos sino por falta de bidé. De todas formas, mi cuerpo está completamente entrenado. Puedo pasarme horas dando vueltas por Madrid sin pensar en visitar al Sr. Roca, pero llegar a casa tiene un efecto laxante en mi: nada más pisar las escaleras de casa ya me llama la naturaleza inexorablemente.

Entradas populares