"I want my..."

Un amable lector polemizó conmigo en la entrada titulada "Las Lolitas de los años 80". Según él, la música estaba dominada por la MTV y por lo que sonaba en la MTV. Yo le traté de explicar que la MTV tiene un impacto sociológico superior al que tenía en los 80, pero ya no influía nada en el mercado de la música propiamente dicho. Pero no parece que lograra convencerle. Creo que el origen de ese error está en que en España no se sabe lo que es la MTV, entre otras cosas porque siempre ha fracasado aquí y porque nadie sabe qué es hoy y qué ha sido.

Como es público y notorio, la MTV inició sus emisiones el 1 de agosto de 1981 con la emisión del vídeo de The Buggles "Video killed the radio star". En esa época la programación era una rotación de vídeo clips introducidos por presentadores, llamados para la ocasión VJ's (o sea, video jockeys, haciendo una facilona analogía con la expresión "disc jockeys"). Esta etapa duró hasta 1987, año en el que empezaron a meter programas, todavía con un alto contenido musical. Un poco antes, el éxito de Madonna y Michael Jackson en la MTV había cambiado para siempre el mercado. En ese momento, si no tenías un vídeo en la MTV, no existías, por lo menos en Estados Unidos.

A principios de los 90 la MTV empezó a incluir en su parrilla contenidos no estrictamente musicales como reality shows y series de dibujos animados ("Beavis and Butt-Head", "Daria"). Hacia 1997, el público y las compañías discográficas empezaron a quejarse, en la Music TeleVision ya casi no se emitían videoclips. En la actualidad, en el año 2007, es casi imposible ver un videoclip en la MTV, ni siquiera en la agonizante MTV España. Ya no prescribe gustos musicales, sino que marca modas y modos en la vida de los adolescentes. Y eso, como me ha explicado varias veces Bargueño, es debido a que el videoclip es un formato antiguo, que ya no ayuda a vender discos, por lo menos no en la medida que lo hacía 20 años atrás. Añado, además, que esto va en paralelo a la decadencia imparable de ese aparato del siglo XX que es la televisión.

Lo que ya es curioso de cojones es que en España el videoclip no ha terminado nunca de llegar y ya se ha ido. Igual que la MTV.

Comentarios

Miguel Á. Bargueño ha dicho que…
Efectivamente, la asociación vídeo musical y TV está obsoleta.

Te apetece ver un vídeo de Linkin Park, por ejemplo. ¿Vas a poner la MTV y esperar indefinidamente a que le toque el turno en la rueda de programación, cuando puedes contectarte a YouTube y verlo YA? Internet ha traído el "aquí y ahora". Lo mismo pasa con las canciones. ¿Para qué esperar a salir a la calle, coger el metro, entrar en una tienda y comprar el disco (además, pagando por ello)? Un click, y ya es mío.

El vídeo en YouTube se ve peor, y la reproducción se atasca. ¿Y a quién le importa? La canción que te bajas de eMule tampoco suena como si fuera el master, pero es que el concepto de calidad es algo que también empieza a estar obsoleto.

La TV cada vez se hace peor (me refiero técnicamente: hay una avalancha de fallos de sonido, "negros" que se cuelan, conexiones que fallan, cabeceras que entran tarde...), y no nos preocupa. La calidad del sonido también va a peor: con el paso del vinilo al CD se perdió esa "profundidad" y "viveza" que tenían los viejos discos de surcos; con el paso del CD a la música digital, pasa exactamente lo mismo. Pero nos da lo mismo. Ni siquiera la música digital "de pago" suena bien: he oído que planean lanzar una nueva versión del modelo con "calidad superior", lo cual prueba que la que hay actualmente no es tan buena.

Un saludo.
John Constantine ha dicho que…
Pues me has convencido, porque estoy de acuerdo con todos y cada uno de tus puntos. ¿O no conseguía explicarme bien? Aunque revisando el post de marras,
creo recordar que en ningún momento discrepámos de que en su momento (80 y mediados de los 90's)la influencia de la MTV era más ...¿cultural? en el sentido de que era capaz de llamar la atención sobre las cosas.
No como ahora en que, como tú muy bien dices, no es más que un gigantesco escaparate comercial. En lo que yo discrepo-discrepaba- es que " ya no influía nada en el mercado de la música propiamente dicho".
Aquí en España, como tú muy bien has dicho, la MTV ni pincha ni corta. Y más desde que tenemos esa MTV a medida que es el 40 latino (pifff....). Pero en los States ya es otra cosa (mira este artículo a ver que te parece:
http://jenesaispop.com/2006/04/27/madonna-y-mainstream-en-eeuu/). Y los Discos más vendidos en 2006 fueron, por este orden:

1. James Blunt - Back To Bedlam 6.201.000 (10.663.000)
2. Soundtrack - High School Musical 5.272.000
3. Red Hot Chili Peppers - Stadium Arcadium 5.142.000
4. Justin Timberlake - FutureSex / LoveSounds 4.158.000
5. Pussycat Dolls - PCD 3.629.000 copies (5.261.000)
6. Madonna - Confessions On A Dance Floor 3.469.000 (7.500.000)
7. Nickelback - All The Right Reasons 3.453.000 (5.932.000)
8. Kelly Clarkson - Breakaway 3.351.000 (8.844.000)
9. Shakira - Oral Fixation Volume 2 3.349.000
10. Pink - I’m Not Dead 3.230.000

11. Black Eyed Peas - Monkey Business 3.218.000 (9.308.000)
12. Beyonce - B’Day 3.113.000
13. Nelly Furtado - Loose 3.069.000
14. Evanescence - The Open Door 2.990.000

Carne de MTV, como se puede ver., salvo lo de High School Musical, fenómeno multimedia de y para niños más que para adolescentes.

No sé como está la VH1 ultimamente, pero la última vez que la ví era muchísimo más amena que la MTV. Tambien más "Carroza" por los vídeos, pero...
Polkium ha dicho que…
Me ha faltado este link en tu post (para meterse en ambiente). :)