Noche en la ciudad

Van a tocar las 12 de la noche. Sólo escucho algunos ruidos confusos e indeterminados. Estoy cansado, pero no quiero irme a dormir. He llegado hace unos minutos y la única luz que hay es la del portátil. Ni siquiera he puesto música.

No tengo muy claro qué quiero escribir. Sólo he sentido la necesidad de explicarme esta sensación de paz, he metido la contraseña y aquí estoy.

Me imagino que para esto sirve un blog. Para poner la primera tontería que se te ocurre, aunque la lleves pensando toda tu vida.

¿Cuál es el misterio de la ausencia de luz? ¿Y el de la ausencia de ruido?

Puede que sea la expresión de la tregua que, a veces, nos da la vida. "Ya todo está en calma, el músculo duerme, la ambición descansa" cantaba Gardel. Tengo toda una noche de ventaja hasta el siguiente asalto.

Estoy solo. En la ciudad (en Madrid y Buenos Aires). De noche.

En unos segundos sonará Piazzolla.

Hasta mañana.

Comentarios

mila ha dicho que…
Disfrútala porque a veces la soledad se hace escurridiza...