José Tomás, campeón de liga

Sólo pude ver una tanda de una de las dos faenas que José Tomás hizo ayer en la corrida de su regreso a los ruedos. Manoletinas muy ajustadas y un par de pases de la firma, uno por cada pitón, de remate. Por televisión no pude apreciar de verdad lo que debió ser eso, ni juzgar las fuerzas del toro. Aún así, me dejó impresionado. La distancia entre toro y torero era ínfima, la cadencia de los pases, sobrecogedora.

Este fin de semana se celebraba en Barcelona el Sonar, que este año tenía un cartel más que interesante. Hubiera estado muy bien haber podido asistir al festival y el domingo, de resaquita, ir a los toros a ver a José Tomás. El año pasado lo hubiera podido hacer perfectamente. Lástima.

José Tomás es un torero diferente. Es el anti torero. No se da el pico con los taurinos y se arrima sin alharacas. Es del Atleti, ese que ya no existe, ese que fundara hace muchos siglos un caballero de triste figura.

Espero que se anuncie pronto en Las Ventas.




Comentarios

Kankoat ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kankoat ha dicho que…
Yo pude ver dos tandas de naturales. Ligadas y cargando la suerte. No hace falta más, pero nadie más lo hace.
lserie ha dicho que…
Pues yo si que fui a ver a josé Tomas y no es por darte envidia pero fué muy emotivo. El mal sabor lo puso el atleti como siempre. Pero supongo que ser del atleti es eso, Derroata tras derrota hasta la derrota final..

Un abrazo por compartir gustos y digustos y ahorita te añado en mi lista de enlaces.
mila ha dicho que…
Uff, no sé dónde iría antes, si al Sónar o a ver a este señor que no sabía quién era hasta que me he enterado de la mani que sse hizo en la puerta de la Monumental hoy por la radio.
Creo que al Sónar.
Eso de los toros, ¿se lleva en la sangre o se cultiva a base insistencia? Porque ya lo intenté un tiempo con el fútbol y...
me da a mi que no.
Vencido ha dicho que…
Iserie y Kankoat, gracias por vuestras palabras.

Mila, no tengo respuesta a tu pregunta. En la sangre no se lleva, porque yo soy porteño. Y lo de la insistencia no va demasiado conmigo. Creo que el gran culpable es el crítico de toros de El País, fallecido hace unos años, el insigne Joaquín Vidal, de quien Cortázar, nada menos, dijo que era uno de los mejores escritores en lengua hispana. Me gustan los toros, no puedo considerarme buen aficionado y desde luego no pertenezco a esa especie indigna llamada "taurinos".
Kankoat ha dicho que…
Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Vencido, acerca de Joaquín Vidal. Sólo yo sé lo que le echo de menos. Hace ya 5 años que murió y no he vuelto a ver una corrida, ni a leer una crítica taurina, ni me atrevo a releer las suyas.

Pero también ayuda ir un día a una plaza, que salga un toro encastado, y que un diestro decida ponerse en la trayectoria del bicho, adelantar la pata para cambiarle el viaje, y ligar 3 tandas de naturales ganando terreno, rematadas con una estocada.

La emoción que se siente entonces sólo es comparable a la que se siente en presencia del Sr. Maravillas.

Desgraciadamente, el 99% de las veces la lidia es una pantomima.

La sangre de Vencido es mitad porteña, mitad catalana, por cierto.