Barras de bar, vertederos de amor

Llevo varios días pensando en la frase que titula este post. Como todos sabréis pertenece a "Insurrección" de El Último de la Fila, grupo que en realidad nunca me gustó, pero que, avistando mi cuarentena en el horizonte, empiezo a valorar de una manera más positiva.

Ignoro el sentido que Manolo García y Quimi Portet le quisieron dar a esa frase. Puedo hacer conjeturas, que es exactamente de lo que va el texto que estás leyendo.

La primera intepretación que se me viene a la cabeza me lleva a una cita de Vinicius de Moraes: "La vida, amigo, es el arte del encuentro". ¿Y donde nos encontramos? En los bares. Y ahí gastamos con alegría nuestra fortuna y nuestro amor.

Otra interpretación, cargada de moralina judeo cristiana, es que en la fiesta y el alcohol nuestra vida se pierde.

Pero cuando escucho la canción no pienso en nada de ésto. Visualizo lo que me queda por vivir, sin hacer valoraciones morales. Quizá por eso ahora me gusta y antes no me decía nada.


¿Dónde estabas entonces
cuando tanto te necesité?





Comentarios

djflow ha dicho que…
Pues a mí sí me gustan EUDLF, siempre me ha gustado hasta le emoción esta canción y creo que en las barras es donde más amor se vierte: lamentándolo, celebrándolo o, directamente, haciéndolo.

Entradas populares