Providencial

Ayer se me fue la mano. Vomité 4 veces. Unos amigos tuvieron que ir a rescatarme cuando navegaba, bajo la lluvia, sin rumbo, Alcalá abajo. A pesar de todos estos inconvenientes, he dormido bien, no tengo resaca, me muero de hambre y estoy moderadamente contento.

Pero lo realmente providencial ha sido que en el tocadiscos tenía puesta la cara B de "Running on empty" de Jackson Browne. Ahora mismo está sonando y en menos de un minuto escucharé aquello de:

"A thousand miles away from here people...stay just a bit longer".

Y, además, ha salido el sol y todo.


Comentarios