Los subterráneos

Bargueño siempre pone el ejemplo de Pereza para definir a esos grupos que están en tierra de nadie, que no llegan a un público mayoritario y que carecen de prestigio o credibilidad. Hablamos de un sub-mundo sobre el que no se posa la mirada de casi nadie pero que es una cantera de lo que luego será superventas. David Demaría o Antonio Orozco, por ejemplo, vienen de ahí y Pereza están tratando de salir pero no lo terminan de conseguir. Como dice Ivar, guitarrista de Muletrain, son carne de Zona 40, una especie de feria itinerante de verano que recorre las playas de España con un cartel de artistas ignotos haciendo, sin rubor, play backs de canciones desconocidas.


Se encuentran en una extraña situación. Por un lado, no son famosos, no venden discos y nadie va a verlos. Se podría pensar que son gente comprometida con su propia música, que no concede nada y que por ello no obtienen el éxito. Sin embargo, son el juguete de algún A&R que se cree que sabe porque tiene 100 y pico discos en casa y uno de ellos es el de Wilco. No les tengáis lástima, no son víctimas. Su mentalidad es comercial, se piensan que son el siguiente número 1 de los 40 Principales. Casi todos se quedan en el camino.


Esta especie de underground del mainstream tiene sus propias reglas. Son obsequiosos con los periodistas, hablan todo el rato de sus sentimientos y muestran desdén por la música en inglés. Deben hablar maravillas de 40 Principales, todos eran amigos de Luqui, y se empeñan en componer sus propias canciones. Ellas parecen cajeras del Carrefour y ellos podrían pasar por estudiantes de empresariales con aspiraciones macarriles. Alguno puede tener talento, pero no honestidad artística. Y ninguno tiene preparación técnica, emocional, vital,…


Ahora, con el colapso de la industria del disco, los artistas de este tipo desaparecerán. Yo no los echaré de menos.


Premio para el que sepa quiénes son



Comentarios

Kankoat ha dicho que…
Los Untitled
Moisés ha dicho que…
Bastante de acuerdo contigo...

Aunque en ese "limbo" musical, también hay gente que vale la pena (vale, pocos, pero los hay). pienso ahora mismo en Quique Gonzalez, que ahora parece que despunta algo más, pero hasta el cuarto-quinto disco...

Claro que a lo mejor no te gusta Quique Gonzalez...

Un saludo.
Miguel Á. Bargueño ha dicho que…
Gracias por la cita, Vencido. Me encanta eso del "underground del mainstream". Es la perfecta definición de grupos como Iguana Tango, Miranda Warning, Efecto Mariposa, La Sonrisa de Julia, La Puerta de los Sueños, La Caja de Pandora, Alea... Creo que ya hablamos de ellos en otra entrada: plantean un curioso debate sobre qué es la música "comercial" (en teoría la suya lo es, pero en la práctica Franz Ferdinand venden más discos).

Quique González no pertenece a ese grupo: cierto que no vende muchos discos pero tiene credibilidad. Y su música no intenta engancharse a los cánones comerciales del momento (es decir, no intenta convertirse en un nuevo El Canto o La Oreja) sino que se mira en espejos más clásicos.

Por cierto, los de la foto no tengo ni idea de quiénes son. ¿Son músicos? Tienen pintas de (de izq. a dcha.) informático, frutero, abogado en día libre y conductor de la EMT.
Vencido ha dicho que…
Son La Loca María, cuyos escasos segundos de pseudo fama fueron posibles gracias a una versión de "La vida sigue igual" de Julio Iglesias.
Hans ha dicho que…
Vencido, hace mucho tiempo que no leo una opinión tan atinada sobre un fenómeno musical. Lo de 'underground del mainstream' me parece, directamente, sublime.
Por lo demás, creo que Quique González no pertenece en absoluto a esa corriente.
Saludos. Me gusta tu blog, recién descubierto gracias a Mila.