domingo, 30 de julio de 2006

"Modern life is rubbish"

El otro día un viejo profesional de la televisión pública me mostraba su asombro acaerca del hecho de que Sony cada vez hace peor los magnetoscopios. Se lamentaba amargamente de que hasta hace como cinco años eran fiables y eficaces. Ahora se rompen cada dos por tres.

Hace como un mes me compré un mp3 portátil. Lo uso, sobre todo en el coche, pero me parece un atraso considerable. Con un discman o con un walkman sólo te hacía falta comprar el disco. Ahora te hace falta bajarte el disco o comprártelo y descargártelo a tu mp3. Y suena peor que un Cd y mucho peor que un vinilo.

Ayer se me jodió el móvil. Una tecla no funciona, precisamente la que bloquea el terminal y tengo que abrir la carcasa cada vez que tengo que hacer esa operación. Es un Nokia de hace dos años que ya está descatalogado y que es de los más robustos que se han fabricado.

La tecnología de vocación efímera propia de estos tiempos te hace depender de ella. Crea necesidades a cambio de una sensación tonta, como de estar al día.

La verdad es que me repito más que el ajo, pero es que mi convencimiento aumenta día a dia, hora a hora, segundo a segundo. Estamos en la Era de la Simulación no en la de Acuario, como decían los hippies en los 60.

viernes, 28 de julio de 2006

La Mujer Policía

Para mí, la mejor voz del pop actual pertenece a Joan Wasser. Este 2006 ha visto cómo se publicaba su primer disco en solitario como Joan As Police Woman. "Real life" es una colección de 10 canciones que apenas llegan al medio tiempo. La instrumentación y el sonido son casi vulgares pero no lo es en absoluto la voz de Joan. Y aún menos, los temas de Joan.

Estuvo tocando en la antigua Sala Arena al día siguiente de que Italia ganara el Mundial. Sus respiraciones y su actitud conquistaron a todo el personal masculino, incluyéndome a mí.

Unas horas antes me había cogido de la mano.



Ahora ya no está teñida

Encarando el "por venir"


Esta sonrisa resignada es la mejor definición de mi actual estado de ánimo. Se acabó mi periplo laboral en TVE. Ha durado un poco más de 7 meses, periodo de tiempo que se me ha hecho muy duro. No ha sido como lo esperaba, ni mucho menos. Pero lo que no mata engorda, así que será mejor que mire para adelante. Tengo dos años de paro y multitud de proyectos vitales que todavía no han pasado de la categoría de simples sueños. Habrá que hacer algo al respecto.

El 23 de diciembre de 2005 consigné en la bitácora mi tercer día de trabajo en IPOP y mi primera resaca como empleado del Ente. Hoy documento mi último día en el programa y mi última resaca.

Las imágenes de esta entrada están tomadas del FIB '06. Por como van las cosas es posible que ya nunca más trabaje como periodista televisivo musical. Por ahora, eso sólo me hace sentirme profundamente aliviado. Es el momento de volver mi mirada a mi primer amor, la Radio.

Explicándoles a los Nada Surf de qué va la cosa

martes, 25 de julio de 2006

Ciudad de vacaciones

Me imagino que djflow escribirá una crónica completa del Benicassim '06 en su bitácora. Yo tengo que hacerla para la tele, por lo tanto, del FIB me voy a limitar a dejar dos pinceladas, ambas extramusicales. Tuvieron lugar el viernes en la zona de prensa. Una consistió en que un indocumentado me confundió con Tomás Fdo. Flores. La otra fue que una chica a la que no conozco ni hace un mes me abordó con la siguiente frase: "Tú, que todo lo sabes". Hay gente que lleva años sin llegar a esta conclusión, tan clara, tan cristalina.

Lo más importante del fin de semana fue, sin lugar a dudas, mi estancia en Marina D'or, Ciudad de Vacaciones. Ese fue el hotel en el que pernocté los días en los que estuve en Benicassim '06. El complejo en sí es un atentado al mal gusto, un monumento al despilfarro y un símbolo del absurdo. Y lo que se lleva la palma es el "mayor balneario científico de agua marina de Europa". 2 veces 2 me bañé en él. ¿Cómo describir esta experiencia?

Por de pronto, podría meter una definición chusca de carácter general: "El balneario es como una especie de parque acuático, pero para la Tercera Edad". Como frase, no es muy ingeniosa y tampoco da una idea clara de lo que es aquello. En realidad, aunque gaste folios y folios no seré capaz de hacerle a todo aquello una foto fiel. Pero lo intentaré.

El balneario consta de dos espacios, uno interior y otro exterior. Mi favorito es el interior, porque tiene más "atracciones": Todo tipo de jacuzzis, paseos por arena, por hielo, por piedras, chorros variados, puentes de inspiración Gaudí, una piscina de agua fría y una de agua con un alto grado de salinidad.

En el balneario exterior hay más jacuzzis y pasadizos a modo de cuevas. El agua está tan calentorra como en el interior. Hay ascensores y un par de chiringos.

Para acceder hay que pasar por una especie de túnel de lavado y te obligan a ir descalzo o con unos patucos especiales que tienes que alquilar. Una visita pasando por todas las "atracciones" puede durar unos 50 minutos, más o menos.

La fauna humana tiene una media de edad tirando a elevada, aunque me imagino que, por ejemplo, en febrero será más alta. Y hay muchas curvas, las de las panzas de los señores y las de los celulíticos traseros de las señoras. No es un lugar que sirva para encender nuestros ánimos libidinosos. Para eso, nada mejor que el FIB '06, donde el número de chicas guapas por metro cuadrado ha sido como de otro mundo.

domingo, 23 de julio de 2006

En tránsito

Escribo esto al lado del mar, en Oropesa, después de preparar las últimas entrevistas que tendré que hacer para el programa de TV que me dejará en paro en septiembre. Serán también las últimas de este FIB 2006 al que he venido con las emociones fuera de foco y la reserva de energía al límite.

Aún es pronto para elevar conclusiones a definitivas. Han ocurrido muchas cosas en estos seis meses, pero lo más increíble es que han sido menos de las que pensaba que iban a ocurrir. Los eventos laborales se han amontonado groseramente y se han impuesto a los privados. Mi vida se ha parado en muchos aspectos. Aún no sé si lo necesitaba, creo que sí. Tampoco puedo afirmar si he aprovechado algo, si he abierto puertas que creía cerradas para siempre.

Bien, dejemos los cripticismos. No sé muy bien por qué están rugiendo tormentas imaginarias en mi cabeza. Por eso me pongo el disfraz de la falsa poesía.

Lo cierto es que estoy en tránsito.

miércoles, 19 de julio de 2006

Me gusta conducir

Me dan asco las autopistas y las líneas rectas. Me molan las carreteras, los puertos y las curvas. Me gusta conducir. A John Lasseter, el director de "Cars", también.

Es la mejor película del año.



martes, 18 de julio de 2006

70


Hoy hace 70 años que empezó aquello. Me niego a pensar que fue inevitable. Me niego a pensar que principió antes. Me niego a pensar que aquello salvó a este país de algo peor. Me niego a olvidar.

70 años hace hoy que empezó aquello. Afirmo que interrumpió nuestro camino a la modernidad. Afirmo que los culpables fueron los que encendieron la mecha. Afirmo que lo peor vino después, a partir del 1 de abril de 1939. Afirmo que tenemos que provocar la catarsis y recordarlo todo. Todo.

Aquello empezó hoy hace 70 años. Hubo vencedores y hubo vencidos. Los que ganaron tenían algunas virtudes, pero eran los malos. Los que perdieron tenían muchos defectos, pero eran los buenos.



lunes, 17 de julio de 2006

El signo de los tiempos


Todos los días tengo la tentación de pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor, que hasta hace 150 años los que morían en las guerras eran los militares y no los civiles, que hasta hace 10 años la tecnología resolvía problemas en lugar de crear necesidades. Hay motivos para pensar así, pero no es una opción demasiado seria. Es imposible juzgar tiempos ajenos con los mismos criterios que los propios.

Lo que sí puedo es decir que hay muchas cosas en la actualidad que son una mierda. Puede que menos mierda que antes, o más mierda que antes o la misma mierda de siempre. Pero son una mierda.

La elevación a los altares de Zidane no es que sea una mierda. Es que es una puta mierda.

Zidane es tonto. De baba. Dijo que volvía la selección porque se lo había dicho una persona que “venía de muy lejos”. Que el Madrid perdía siempre porque iban con una camiseta negra (esto lo dijo en serio, que conste). En el último partido de su vida, perdió los nervios como un juvenil y vio la roja. Dice que no se arrepiente pero que pide perdón, o sea, no se arrepiente. Ha roto el código sagrado de los futbolistas, el de “lo que pasa en el campo, se queda en el campo”. Sí, Zidane es tonto. Y un llorica.

Pero lo peor de todo no es que Zidane sea tonto del culo. Ahora le quieren dar el Príncipe de Asturias, Chirac ha salido a defenderlo y la prensa deportiva “del movimiento” ha querido justificar la enésima agresión del ya ex futbolista francés. Si el mundo le hace caso al tonto del pueblo es que el fin está cerca.

Materazzi, en cambio, ha actuado de otra manera. Ha dicho que:

“Sí, le insulté. No sé de que se quejan, le podía haber pegado, como he hecho otras veces”.

Pero si le hubiera pegado, le hubieran expulsado a él y no a Zidane. Puede que Italia no hubiera ganado el Mundial. Claro, Materazzi no es tonto. Y además ha declarado que está de acuerdo con el premio al mejor jugador del mundial que le han dado a Zidane. No, no es tonto. Y casi diría que es un caballero. Por lo menos, ha demostrado mucha más clase que Zidane.

miércoles, 12 de julio de 2006

George Harrison fue condenado por plagio "involuntario"



Esta ridícula sonrisa pertenece a Tom Petty. La foto es un extracto de la portada de "Damn the torpedoes", el segundo disco de Petty y sus fieles Heartbreakers, publicado en 1979. No hay que dejarse engañar por esa mueca absurda, se trata de uno de los álbumes imprescindibles del rock americano de los 70, ese estilo que ha dado al acervo de la música popular a gente como Steve Forbert, John Mellencamp, Bob Seger, Jackson Browne, Elliott Murphy, Nils Lofgren o... Springsteen.

A mediados de los 90 su carrera discográfica languidecía, aunque se las arregló para sacar un single, "Mary Jane's last dance", que se covertiría en uno de sus escasos top 20 dentro del Billboard Hot 100. Aún hoy, este tema es uno de los momentos álgidos de sus conciertos, donde todavía es capaz de mantener viva su llama juvenil.



"Dani California", el primer single de "Stadium Arcadium", lo nuevo de los Red Hot Chili Peppers, se parece muy sospechosamente a "Mary Jane's Last Dance". Ésta ha sido una de las afirmaciones más recurrentes dentro del mundillo del periodismo rock and roll. Incluso, no hace demasiado surgió un rumor que decía que Tom Petty les iba a meter un puro a los Peppers.

Por otro lado, el clip de "Dani California" es muy parecido al de "Nth degree" de Morningwood. Muy parecido, pero mucho peor. Sin asomo del sentido del humor de Chantal Claret y los suyos. Cuando entrevisté a Morningwood en Madrid hace un par de meses pregunté a la propia Chantal y se limitó hacer una broma. Se la sudaba completamente.

Igual que a Tom Petty. De hecho, ha realizado unas declaraciones en las que ha dejado muy claro que no piensa demandar a los Red Hot Chili Peppers. Para justificar esta decisión argumentó que todas las canciones pop se parecen y que no había malicia en la actitud de los Peppers.

Soy consciente de que me meto en territorio muy resbaladizo, pero todo ésto me hace pensar algunas cosas relacionadas con el concepto de autor. ¿Dónde está la frontera que separa plagio de influencia y/o tradición? Tom Petty la ha puesto en un elemento subjetivo como es la ausencia de malicia. Yo estoy de acuerdo con él, pero éso no lo puede determinar un juez aplicando una norma jurídica. Y un derecho que no se puede defender en un tribunal no es un derecho. Es una recomendación ética de índole privada.

lunes, 10 de julio de 2006

Pop, amor y Marx

"Los filosófos no han hecho sino interpretar el mundo
cuando lo que hay hacer es cambiarlo"
Karl Marx



Todos los miembros de Radio Vallekas disfrutamos durante años de una tarjeta que nos permitía entrar a todos los conciertos que se celebraban en Revolver. Yo, o mis amigos, vimos en el periodo 93-96, más o menos, a Yo La Tengo, Tricky, Portishead, Germán Coppini (por cierto, moló mucho) , Pulp y muchos otros. A punto estuvimos de asistir al primer concierto de Radiohead en el foro, época "Pablo honey", pero la tarjeta sólo la podían usar un máximo de dos personas y éramos tres. No sería la última vez que evitaría por los pelos la tortura de comerme a Radiohead en directo.

En 1995 Pulp publicaron "Different class", el disco con el que terminaron de conquistar su parcela en el universo britpop. Eso fue como en septiembre. Un par de meses después Pulp se hicieron carne en Madrid y dieron un concierto en el Revolver, que sólo registraba una modesta media entrada. Recuerdo vivídamente el coñazo que les di a mis amigos aquella vez. A todos les había encantado y yo les amargué la noche argumentando a la contra. Dije que Jarvis era una mezcla entre Chiquito y Raphael, que el sonido había sido una mierda y que las canciones eran muy sosas.

48 horas después me hice con toda la discografía de Pulp.

En "His 'n' hers" y en "Different class", Pulp describe un mundo de gente sin brillo, perdedores objetivos y no vocacionales, y escarba en las claves de la batalla de sexos. Ahí vemos que el líder, cantante y letrista de Pulp, Jarvis Cocker, tiene un concepto del amor que puede, y debe, ser interpretado en clave marxista.

El chaval de "Babies" que espía a la hermana mayor de su amiga está condicionado por la infraestructura socio económica que le ha tocado. Esa situación no le permite aspirar a esa chica 2 años mayor, que "se lleva chicos a su cuarto". Pero él pelea, a su manera, por cambiar las cosas, por trascender esa condición social, por tener posibilidades con una tía que no está a su alcance.

Creo que éste es un enfoque marxista químicamente puro. Es el amor del pueblo y no el de la burguesía. No está programado, no tiene glamour, a menudo es ridículo y casi siempre es indigno.

Pero es amor.

Arenga

Sí, una foto mía más.
Incorregible.

viernes, 7 de julio de 2006

Julieta

Habla rapidísimo. Sonríe con mucha facilidad. No es ni de lejos una pin-up, pero es imposible no sentirse atraído por ella. Es de Tijuana, se llama Julieta, se apellida Venegas, y ha firmado alguna de las mejores canciones en castellano de los últimos años.

Julieta toca el acordeón, lo que da a su música un aire entre folklórico y portuario. Canta con matices, "dice" más bien, con un estilo personal que pisa territorios reservados sólo a los grandes vocalistas.


He tenido la fortuna de entrevistarla varias veces. Siempre ha sido una experiencia muy agradable. Recuerdo con especial cariño la primera vez. Fue en el Mercado de Fuencarral de Madrid y no estaba en absoluto preparado para la tormenta de simpatía que Julieta desata allá por donde va. Presentaba "Bueninvento" y todavía no era la estrella que es en México y que está en camino de ser en España.

Una vez leí que si todas las mujeres fueran como Aretha Franklin no existiría el soul. No lo tengo muy claro. De lo que sí estoy seguro es que si todas las mujeres fueran como Julieta el mundo sería un paraíso y seguramente no mereceríamos habitar en él.

martes, 4 de julio de 2006

Por puntos

Estoy cansado de las personas que no saben conducir y que opinan sobre cómo se debe conducir.
Es como si un taxista le dijera a un panadero cómo desempeñar su oficio.
El exceso de velocidad no es el causante de los accidentes de tráfico.
Si así fuera no se venderían coches de más de 50 caballos.
Los muertos en accidente de tráfico han bajado un 17% en los dos últimos años.
Los coches y las carreteras son más seguras. No había carné por puntos.
La ITV es un trámite que sólo alcanza el nivel de molestia.
La última vez que la pasé estaba convencido de que me iban a tirar por el estado de mis neumáticos.
Reprimir por medio de un mecanismo tramposo como el carné por puntos no conseguirá que se conduzca mejor.
¿Recordáis la Ley Seca?
El carné por puntos (parece que) ha funcionado en Francia.
No creo que lo haga en España (otro invento francés, llamado Derechos del Hombre y el Ciudadano, tardó más de dos siglos en ser adoptado por aquí).
Si a un guardia se le pone en los cojones, podemos perder todos los puntos en un día.
La maquinaria del Estado será omnipotente frente al individuo.
No me gusta que en este país el liberalismo sea sólo una doctrina económica.
Los liberales de verdad defienden al individuo, y no sólo al empresario, frente al poder del Estado.
Es paradójico, cuando no abiertamente absurdo, que un marxista como yo tenga que defender postulados liberales.
Ésto se va a la mierda.

domingo, 2 de julio de 2006

Jugar bien

Mi vida ha pegado un cambio más radical del que parece. Los Mundiales del 82, 86, 90, 94 y 98 los ví casi en su totalidad en directo. El de Japón y Corea del 2002, en cambio, apenas lo seguí. Igual que el que se está desarrollando estos días en Alemania. La excusa hace cuatro años era el horario intempestivo de la mayoría de los encuentros pero en este 2006 la razón es que me da un poco lo mismo.

Ayer le eché un ojo a los dos partidos del Mundial que se disputaron. Ambos fueron malos pero muy emocionantes, (si tenías una conexión emocional con el resultado, que no era mi caso).

Lo que más me interesó no tenía nada que ver con las evoluciones de los futbolistas sobre el campo. Para tratar de añadir cierto atractivo a un espectáculo más bien desangelado, los comentaristas se esforzaban en presentar una teoría completa de lo que significa "jugar bien". Siempre que se hace un ejercicio de este tipo la conclusión se suele teñir del típico fatalismo judeo-cristiano. Lo podríamos resumir así:

"Jugar bien no te garantiza ganar pero hay una obligación ética de intentarlo"

Podría tener cierto sentido, no lo niego. Pero para entender mejor esta sentencia hay que explicar qué es "jugar bien". Aquí empiezan los problemas.

Para la "intelligentsia" futbolera jugar bien consiste en tener la pelota, jugar por el suelo, disponer de ocasiones para marcar y convertir goles. Pero si tienes la pelota, juegas por el suelo, creas algunas ocasiones, no metes ninguna y te pillan un par de veces al contragolpe, pierdes. Curiosamente eso sigue siendo jugar bien, según ese planteamiento.

Pero eso no es jugar bien.

En cambio, juegas mal si pones a casi todo tu equipo por detrás de la línea del balón, regalas la posesión al equipo contrario, preparas minuciosamente las faltas y los córners y pegas pelotazos y patadas cuando es necesario. Los teóricos del fútbol dirán lo que quieran, pero así puedes ganar un Mundial.

Jugar bien consiste en tener personalidad y adoptar una táctica que explote al máximo tus características positivas y atenúe las negativas. Eso no te garantiza ganar pero te deja muy cerca. No es una obligación ética, ni un compromiso con el público. Por ejemplo, el entrenador de un modesto equipo inglés tuvo que soportar un asedio periodístico bestial porque sus planteamientos eran muy conservadores. Muy lógico, si tenemos en cuenta que su plantilla era de una enorme mediocridad técnica aunque de gran despiegue físico. Al final de la rueda de prensa proclamó solemnemente: "El que quiera espectáculo, que se vaya al circo".

Esta filosofía es muy válida para la vida. No tenemos que desarrollar nuestras existencias de acuerdo a las pautas que la sociedad nos predica como positivas. A lo mejor no tengo que casarme, ni tener hijos, ni comprarme una casa, ni tener un trabajo bien remunerado para ser feliz.