martes, 31 de enero de 2006

Hay días. Bis

Hay días en los que te arrepientes de haber escrito una entrada llamada "Hay días".

Hay días en los que te das cuenta de que esos días de los que hablaba en "Hay días" son los menos.

Hay días en los que te la suda lo que diga nadie.

Hay días en los que tienes que irte a estudiar después de un día de trabajo duro.

Hay días como el de hoy.

domingo, 29 de enero de 2006

Tipos de versiones

Hace un momento he puesto en el programa la versión que de "Waterloo sunset" ha hecho Scrabbel. Y eso me ha hecho reflxionar acerca de los distintos tipos de versiones que se pueden dar. Yo identifico 4:

  1. La versión karaoke: No aporta nada a la original. Suele tener más éxito. Por ejemplo: "There she goes" de The La's por Sixpence None the Richer
  2. La versión canónica: El versionante hace más o menos suya la canción, sin apartarse demasiado de la primitiva. Por ejemplo: La mirada correcta de Paul Young a ese himno de Crowded House que se llama "Don't dream it's over" o lo que hizo Miles Davis con el "Round midnight" de Thelonius Monk.
  3. La versión sacrílega: La que se carga a la orginal. Por ejemplo: Nicole Kidman & Robbie Williams reventando la magia del "Something stupid" de Frank & Nancy Sinatra.
  4. La versión fiel: La que se aparta mucho, nada o casi nada de la original pero permenece leal, sobre todo, en cuanto a concepto. Por ejemplo: Jimi Hendrix y su versión del "All along the watchtower" de Bob Dylan o Mike Flowers Pops dando en el blanco con el "Wonderwall" de Oasis.

Hay días

Hay días en los que percibes cada trocito roto de tu vida.

Hay días en los que por mucho que mires por la ventana sigues viendo nubes.

Hay días en los que una canción alegre te parece triste.

Hay días en los que los amigos no contestan a tus llamadas.

Hay días como éste.

viernes, 27 de enero de 2006

Crónica del examen: Hammurabi



Llegué con un cuarto de hora de adelanto. Nos metieron en un aula de planta alargada. La gente era bastante madurita, yo era de los más jóvenes, algo a lo que me estoy acostumbrando últimamente.

Nos dieron las preguntas. Me sorprendo de lo fácil que es: Un comentario de un texto de la Ilíada y una pregunta téorica acerca del impacto político y económico de la Babilonia de Hammurabi. Tenemos dos horas.

A los 25 minutos he contestado el 75% del examen. Me da mucha vergüenza entregar tan pronto y me quedo un rato esperando a que alguien lo haga antes que yo. Eso ocurre una media hora después. Termino, entrego y salgo a la calle. Me ha parecido tan fácil que me da por pensar que suspendo. Sin embargo, la sensación que me queda es muy placentera. Apruebe, saque nota o lo que sea, me da igual. He disfrutado como un enano estudiando y haciendo el examen.

A mí me pasa algo muy raro.

lunes, 23 de enero de 2006

Examen de Hª Antigua

La semana pasada viví alguna noche larga, lo que añadido al stress laboral y a las horas de estudio que estoy echando hace que esté muy ocupado. Están pasando cosas en mi vida pero como ya no creo que éste sea un lugar adecuado para contarlas os tendréis que conformar con algún comentario críptico. Por ejemplo: "En la radio sonaba "Sad eyes" y Madrid se me presentaba en el horizonte". Si escarbáis en esta frase algo podréis desentrañar.

No obstante, hoy voy a hacer una excepción y seré un poco autobiográfico. El miércoles por la tarde tengo examen de Historia Antigua. Resulta que va a ser la primera prueba evaluable a la que me someto desde aquel lejano test de Derecho Civil IV que aprobé a duras penas allá por septiembre de 1996.

Prometo solemnemente crónica completa de ese magno acontecimiento.

¿Vosotros os pondriáis a estudiar ahora?. Son como las 11 de la noche. (La hora que pone al final de esta entrada es la de cuando empecé a escribirla)

domingo, 15 de enero de 2006

Física cuántica


Por segunda vez en dos meses le he hecho una entrevista a Ben Lee. Al margen de que su "Awake is the new sleep" me ha parecido uno de los discos de 2005, tengo que decir que me cae muy bien. A priori todo el rollo espiritual que el tío lleva tendría que cabrearme pero no es el caso. Su actitud nunca es proselitista, éso es una ventaja, pero no es suficiente. Lo que me invita a escuchar su discurso y a no despreciarlo es que siempre antepone el sentido del humor a todo. En su "Get gotten" canta, de manera desvergozanda, aquello de "I'm using God to pick up girls". Y, a pesar de que ha hecho los típicos viajes a la India Beatles-style, él defiende que su mayor contacto con la espirtualidad se produce cuando se sube al escenario.

Cuando el otro día hablé de nuevo con él, le pregunté por una parte de la letra de "We're all on this togetether", concretamente la que hace una referencia a la física cuántica. Yo esperaba el habitual chascarrillo pero no fue así. Me respondió que la física cuántica había llegado a las mismo sitio en el que llevaba la "espiritualidad" (=filosofías, religiones, etc,...) hace miles de años: Que todos formamos parte de un todo y que nuestros pensamientos influyen en el entorno.

Así que aquí tenemos la enésima demostración de que la dicotomía Razón Cinetífica-Razón Filosófica es una mentira.

Ya sólo me queda saber qué coño es la física cuántica.

viernes, 13 de enero de 2006

Hagamos del optimismo una forma de ser realistas

En mi pueblo ha amanecido gris pero ahora mismo, acá en Prado del Rey luce un sol esplendorosamente invernal. Quizá por eso me encuentro de bastante buen humor. También ayuda el hecho de que mi nuevo entorno físico-laboral es mucho más agradable que el anterior. Estoy en un edificio que llaman "Estudios de color", en la última planta, la tercera. Hay luz natural y se puede abrir y cerrar la ventana. No hay mucho movimiento de gente por aquí, la redacción es pequeña pero nunca está llena. Si tengo que ir a hacer otra cosa, la que sea, tengo que ir a otro edificio, lo cual tiene dos indudables ventajas. Una, que pierdo de vista a los compañeros (no es que me caigan mal es que soy un solitario) y dos, que puedo salir a respirar aire de la calle.

Sin embargo, lo más entretenido de todo es el edificio en sí. Destacan dos cosas por encima de todo. Los ascensores son de cuando se hacía la mili con lanza y la última revisión data de 1987. Todos los días se queda alguien encerrado.

En los últimos días he sabido otra cosa aún más fascinante. Parece ser que en este edificio hay un fantasma. El martes, a eso de las 9 de la noche, cuando partíamos para el hogar me lo contó mi jefa de producción. Dicen que es una decoradora que cambia las cosas de sitio y movidas paranormales de ese tipo. Todavía no sé cómo murió y por qué se aparece por aquí, pero prometo enterarme y recogerlo en este humilde bloj.

martes, 10 de enero de 2006

Canción-despertador

Una de mis mejores costumbres es ponerme una canción para vestirme. Si está bien elegida te pone de buen humor, te da energía para afrontar un nuevo día.
El tema que llevo eligiendo para ese menester es "Writing again" de The Carrots. Y no sólo porque es una perfecta canción pop, con estribillo ganador y melodía pegajosa. La razón más importante para que despierte al mundo todos los días con esta tonada es algo más inasible, que puede tener que ver con lo mismo que "True" de Spandau Ballet o "Días de furia" de R de Rumba y Tote King.

The Carrots

domingo, 8 de enero de 2006

Un derby útil

Estamos en el descanso del Atleti-Valencia. Van 0 a 0 y la cosa pinta como siempre. Sin embargo, un rayo de luz ha aparecido en la lontananza. Hace un momento han dicho en el Pluz que Ronaldo se ha vuelto a lesionar.

Si mal no recuerdo el primer contratiempo físico que Paquirrín sufrió esta temporada fue en el derby del Calderón. Aquel día volvió a mojar, como siempre que se enfrenta al Atleti. En el momento que anotó el tercero, una entrada de Perea, que no llegó a tiempo al cruce, le proporcionó un mes de baja. Desde entonces ha ido acumulando lesiones que le están restando al Madri$ su tradicional poder ofensivo.

Gracias al derby los vikingos dependen de Soldado y no de Ronaldo para meter chicharros. Me parece un precio razonable por haber perdido una vez más con el eterno rival.

Horas de estudio



Llevo desde el viernes encerrado en casa estudiando. Creo que eso de pasarme un fin de semana entero dándole a los codos no lo hice nunca en mi etapa de estudiante profesional. Quizá sea la prueba de que me estoy tomando muy en serio mi intento de hacer por la UNED la carrera de Historia. También es reflejo de mi estado de ánimo.

Hoy, como ayer y antesdeayer, ha amanecido gris. Pero hoy, no como ayer y antesdeayer, me he puesto dos veces "Devils & dust" de Springsteen y por fin lo he saboreado como se merece. En cierto modo, ha sido como volver a escuchar música con los oídos de aquel chaval de pelo largo que soñaba con dedicarse a esto del periodismo rock and roll.

Ha molado bastante.

viernes, 6 de enero de 2006

Una manera de ver la vida

Los Beatles no están ni entre mis 20 bandas preferidas. Pero hay canciones firmadas por ellos que me gustan mucho. Éste es mi top 10 de canciones de los Beatles.


  1. "Here comes the sun"
  2. "I, me, mine"
  3. "Something"
  4. "While my guitar gently weeps"
  5. "Help"
  6. "Tomorrow never knows"
  7. "You've got to hide your love away"
  8. "Hey Jude"
  9. "I need you"
  10. "For you blue"

miércoles, 4 de enero de 2006

Flamenco y Hip-hop

No, no os asustéis. No voy a reivindicar la fusión del flamenco y el hip-hop. Así en abstracto es una gilipollez y si descendemos al terreno de lo concreto, pues casi también, aunque puede haber alguna que otra excepción. De lo que voy a hablar es de una sensación que tuve ayer.

Por motivos laborales, anoche estuve en el primer concierto de Method Man en España. Fue todo un éxito, pero el tío llegó tarde, no tocó ni una hora y tiró del repertorio más conocido. Cosas de ese tipo sólo las hacen los flamencos, sólo que en mucha mayor medida.

Pero hay más similitudes entre ambos mundos. El tocaor es como el DJ, tienen que arropar a la estrella, al cantaor y al MC en cada caso. El MC y el cantaor suelen ser las estrellas imprevisibles, caprichosas, adictas y geniales. Es decir, el binomio cantaor-tocaor es una expresión del famoso ying y yang. Lo mismo que pasa con el DJ y el MC.

Además, tanto unos como otros se crean una identidad, una especie de orgullo de tribu, lo que dificulta sus relaciones con el exterior. A veces mucho y a veces poco.

Esta sensación la tuve ayer cuando entrevisté a Method Man tras el concierto. Se estaba fumando un puro, se estaba bebiendo una botella de vino y tenía una montaña de maría sobre la mesa.


En persona, es más simpático

domingo, 1 de enero de 2006

Reflexión para comenzar el nuevo año

En el 490 a.c. se libró la batalla de Maratón entre griegos y persas. La derrota de Darío El Grande significó que el mastodóntico imperio aqueménida detuviera su expansión hacia el oeste. Muchos historiadores y pensadores han querido ver en este hecho la piedra fundacional de eso que llamamos Europa y/o Occidente. Si aquella jornada hubiera sonreído a los persas nuestra cultura estaría menos influida por la tradición greco-latina.

Resulta que Herodoto decía que la educación persa estaba basada en esta frase:

"El noble persa aprende a montar a caballo, tirar al arco y decir la verdad"

A uno se le ocurre que a lo mejor hubiera sido más positivo que hubieran ganado los persas.