Vaya semanita

Entre sacar adelante un nuevo programa de televisión, mi recién estrenada condición de estudiante born again, las hostias que me estoy llevando en el hattirck (ayer mi equipo palmó 6-1) o mi actual estado de atolondramiento generalizado, no he encontrado la mínima paz mental necesaria para poder actualizar este humilde bloj.

Ahora parece que llueve menos, pero en un sentido metáforico porque ahí fuera está cayendo la del pulpo. Por lo tanto, trataré de reactivar un poco esta ventanita demasiado aquejada de Guadianismo en los últimos tiempos.

A partir de ahora volcaré entradas más cortas pero de manera más continuada. De hecho, voy a intentar colgar una al día durante todo noviembre.

Comentarios