Malasaña 61 revisited

El sábado 22 de octubre quise ir a ver a Mark Eitzel al Nasti. No supe, hasta bien entrada la noche que el concierto del líder de American Music Club se iba a celebrar al día siguiente. Habían pasado unas horas hasta que una mirada al cartel de la sala confirmó que djflow et moi estábamos haciendo el ridículo.

Este incidente cómico, bueno más bien grotesco, hizo que nos tomáramos unas cañas por los garitos del barrio de Malasaña.

La verdad es que experimenté lo que se conoce como un ataque de nostalgia.

Comentarios

djflow ha dicho que…
Sabía yo que esto iba a acabar saliendo. Siento la torpeza pero me alegro de que sacaras partido a este, sí, grotesco incidente.

Yo también disfruté el malasañeo, desde que muchos de mis amigos viven en ¡OH! Lavapiés, es muy difícil sacarles del ghetto.

Aprovecho para echar una lagrimita de nostalgia por Kike Turmix, Malasañero de pro, por las veces que le disfruté pinchando punk, garaje y derivados en el mítico Agapo.

Y por cierto, acabé no yendo al concierto de Eitzel

(Hoy más que nunca)
¡Salud y república!