domingo, 31 de julio de 2005

Una cuenta pendiente

Llevo muchos días pensando en colgar esta entrada pero por unas cosas y otras no lo he hecho aún.

El otro día me tomé unas cañas con un coleguilla. Uno de los importantes temas que tratamos es el alcohol. Aún diría más, el alcohol y la autoridad. Incluso me permititría el lujo de añadir algo más, el alcohol, la autoridad y los coches.

Ignoro por completo a qué conclusiones llegamos. Sólo sé que se me quedó grabada una anécdota. Paso a relatarla.


Erase una vez un ciudadano que nunca bebía. Este ciudadano fue a una boda y decidió que por un día no iba a pasar nada. Especialmente, teniendo en cuenta que otra persona iba a permanecer sobria para llevarlos a todos a casa.

El problema fue que esa persona sí bebió. Entonces, el ciudadano tuvo que hacer de chófer para todos los demás. Cuando un agente de la Benemérita le doy el alto se asustó bastante. Es posible que hiciera una reflexión acerca del azar y sus funestas consecuencias. Acordándose de lo que le habían dicho para evitar dar positivo sopló muy débilmente el alcoholímetro. Entonces, el Guardia Civil le ordenó que lo hiciera más fuerte. Una voz rugió desde los asientos traseros:

- Como sople más va a sonar el "Asturias, patria querida".

Ante esa situación el agente contestó:

- Circule.



Al parecer, es un hecho real pero a mí me hubiera gustado que mi amigo se lo hubiera inventado. No soy de los que piensan que la realidad supera a la ficción.

viernes, 29 de julio de 2005

La importancia del amor en el contexto de la pareja

Hoy he iniciado mis vacaciones. Lo he celebrado quitándome la barba, acción que emprendí por última vez cuando ni siquiera se había celebrado una Olimpíada en Barcelona (aunque creo que sí en Seúl pero no estoy seguro).

Sabía que me iba a arrepentir grandemente.

Acerté.


He debido afrontar otra catástrofe. Se me ha jodido el CD del coche y parece ser que sólo pueden meterle mano en la Seat o en un servicio oficial Grundig. Al margen del hachazo que me van propinar, la peor parte es que hasta el 18 de agosto no me lo arreglan. Tendré que escuchar la radio o alguna de las pocas cintas que me quedan.

Estoy bastante puteado.


Pero no se vayan todavía, aún hay más. Tras muchos meses durmiendo el sueño de los justos hoy he vuelto a enchufar la puta Play. Por lo tanto, mi actividad cerebral se reducirá al mínimo en las próximas jornadas.

Vaya mierda.

Sin barba, sin poder escuchar a Wilco en el carro y con el GT4 Prologue rugiendo en mi tele. ¿Será así el Paraíso?. ¿No es acaso la verdadera felicidad combinar elementos que son negativos tomados individualmente pero que sumados dan un resultado positivo?.

No, soplapollas, lo que te pasa es que estás de vacaciones, así que aprovéchalas.

jueves, 28 de julio de 2005

Abierto por vacaciones

Varios blojs que yo consulto con cierta regularidad han echado el cierre por vacaciones. No será el caso de éste. Por varias razones:

1. En los últimos tiempos estoy actualizándolo poco. En parte porque el curro no me ha dejado y en parte porque ando un poco perezoso. Es obvio que tengo que ponerme un poco las pilas.

2. En menos de 10 minutos empiezo unas larguísimas vacaciones (poco más de un mes). Como tengo pensado rascarme la barriga como actividad más destacada iré vertiendo alguna que otra gilipollez por aquí con cierta frecuencia.


Os vais a cagar. Tengo pensadas varias disertaciones acerca de la importancia del amor en el contexto de la pareja.

miércoles, 27 de julio de 2005

Another link

Dese ayer hay un nuevo enlace en este humilde blog.

Se trata de la bitácora de Radio Utopía, emisora que podéis seguir por Internet si os metéis en la güeb, que también está enlazada.

Está recién creada, así que todavía no tiene mucha actividad. Calculo en un mes o así tendrá mucho tráfico, ya lo veréis.

martes, 19 de julio de 2005

69

Ayer, 18 de julio de 2005, se produjo el sexagésimo noveno aniversario del golpe de estado que acabó con la II República. Gracias a un amigo, me estoy leyendo la biografía de Franco que publicó hace unos años el historiador británico Paul Preston. Justo voy por la parte en la que se explican los pormenores de esa conspiración para derribar un gobierno legítimo y elegido por las urnas (me niego a llamarlo alzamiento y aún menos glorioso alzamiento nacional).

En aquella época la prensa de derechas no hacía más que agitar las conciencias de los españolitos proclamando que la unidad de la patria estaba en peligro. En el presente la prensa de derechas no hace más que agitar las conciencias de los españolitos proclamando que la unidad de la patria está en peligro. Afortunadamente, hay diferencias sustanciales entre ambas situaciones. En 2005 no existe un grupo de militares arribistas y con prestigio dispuestos a "tomar el mando" y la sociedad no parece tan polarizada como hace 70 años.

Sin embargo, los de siempre siguen diciendo lo de siempre. Incluso hay quien piensa que estamos en un momento de pre-guerra civil. No opino así, pero leer a Preston me está creando alguna inquietud, lo confieso.

lunes, 18 de julio de 2005

Breve biografía músico-emocional

El otro día me tildaron de "radical" por mis gustos musicales supuestamente extremos. La persona que me adjetivó de esa manera no me conoce demasiado y es natural que yerre grandemente.

En un entorno más cercano, el lugar común es que "me gusta todo". Con el tiempo he llegado a la conclusión de que, en términos relativos, me gusta bastante menos de lo que le gusta a quienes me tildan de tragaldabas musical. Por trabajo y por afición, manejo muchísima información del arte de hacer ruido así que, por fuerza, me tienen que molar más cosas que a los tipos que se compran 2 discos al año (media española).

Descendamos al terreno de lo concreto. Pongamos por caso que yo adquiero unos 100 discos al año. Estoy seguro de que son más pero es sólo por poner un número con el que sea fácil hacer operaciones matemáticas. De esos 100 discos me pueden llegar a gustar 10, es decir, un 10%. El que se compra 2 flipa con todos los que se ha pillado, o lo que es lo mismo, con el 100%.

Así que no soy un "radical" ni un "tragaldabas". Entonces, ¿qué soy?, ¿qué he sido?. Para responderme a esas preguntas he elaborado la siguiente biografía músico-emocional. Debido a su esquematismo tampoco es del todo precisa pero puede valer para desmontar muchas de las teorías que circulan por ahí.


1980-1987: Jebi de pastel

Desde que jugué al fútbol con aquel balón que tenía el logo de los AC/DC me convertí en jebi de pastel. Flipaba con AC/DC, Leño/Rosendo, Barón y Dio. En cuanto pude me dejé el pelo largo, una decisión que ha tenido mucho que ver con mi actual calvicie. Y resistí, lo digo con orgullo, al ataque de los pantalones "pitillo" del 83-84.


1987-1990: Gilipollas

En 1987 se celebró el 20 aniversario de la publicación de ese "quiero y no puedo" que es "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" de los Beatles. Es entonces cuando caigo en la trampa del sistema y me creo que Paul McCartney es un genio. También es la época en la que me convierto en fan de Dire Straits a tiempo completo. Sin duda, una auténtica Edad Oscura.


1990-1993: Viejo prematuro

Empiezo a prestar atención a los grandes del jazz, a los monstruos del rock clásico y picoteo un poco del flamenco y del tango. De aquí nace mi admiración, que jamás ha decaído aunque sí se ha transformado, por Piazzolla y Miles. Ignoro por completo la actualidad musical hasta que Nirvana publican "Nevermind".

1993-1999: Indie de palo

En octubre de 1993 empiezo a hacer un programa en Radio Vallekas. Por necesidad, tengo que empezar a estar atento a las novedades, algo que tímidamente había empezado a hacer tras la publicación de "Nevermind", como ya he dicho antes. En estos momentos se editan dos álbumes que cambian mi percepción para siempre. Uno es "Painful" de Yo La Tengo, el que me hace entender por fin a la Velvet y el que me introduce en el concepto de independencia. El otro es el primero de Portishead, "Dummy", que derriba mis últimos prejuicios (tarde, lo sé) acerca de la electrónica.

1999-actualidad: Corazón punk

Hacia el cambio de siglo mis gustos empiezan a escorarse a propuestas cuya filosofía, no necesariamente su sonido, es punk. Esta etapa empieza con un acercamiento a Radiohead que termina conviertiéndose en un infinito odio hacia ese grupillo y todo lo que representa. Comienzo una cruzada contra esos músicos que nos salpican con su autocomplacencia y que se creen que su mierda huele a rosas. Por el contrario, desarrollo un amor incondicional hacia aquellos que no quieren ser perfectos, vengan de donde vengan y hagan lo que hagan.

¿Qué queréis que os diga?, a mí me conmueven los seres humanos.


Conclusión:

Mi rollo es el ROCK.

miércoles, 13 de julio de 2005

Mi Festival soñado

Tiene que ser en un lugar cerca del mar. En pleno verano. Y durar tres días.


Me da lo mismo lo que esté programado durante los dos primeros días. Hay muchos artistas que pueden llenar ese hueco. Lo más importante para mí debe ser el último día cuyo cartel, en el escenario grande, tiene que ser éste.


22.00 Wilco
24.00 Depeche Mode
03.00 Kool & the Gang vs. Earth, Wind & Fire


WILCO


Me vale con que den un concierto exactamente igual al de Madrid el 21 de marzo de este año. Únicamente añadiría que para dar paso a Depeche Mode hicieran un versión Yankee hotel foxtrot style de "Freelove".

DEPECHE MODE

Sólo pido que no se dejen en el tintero "New life", "See you", "Everything counts", "Blasphemous rumours", "Nothing to fear", "People are people", "Enjoy the silence", "I just can't get enough", "World in my eyes", "In your room", "Barrel of a gun", "Somebody",...

Pero es absolutamente irrenunciable que empiecen con una versión de "A shot in the arm" de Wilco.

KOOL & THE GANG VS. EARTH WIND & FIRE

Esto sería un grupo integrado por miembros de estas dos formaciones, que harían temazos de sus respectivos repertorios para que podamos terminar la noche bailando y con una sonrisa. El final de la noche debería ser "September".

Elvis está vivo

Os lo prometo. Elvis está vivo. No en un sentido físico, por supuesto. Elvis vive en esa lágrima que derramamos cuando suena "Suspicious minds". O en esa gota de sudor que recorre nuestra espalda cuando bailamos "Don't be cruel". Incluso en la calentura que nos produce escuchar el demoledor "Fever" que interpreta en "Aloha from Hawaii".

Hunter S. Thompson también está vivo. Me lo encontré este fin de semana en el Mediatic Festival. Ahora está dentro del cuerpo de un chaval canijo de Linares que escribe en el Rolling Stone. Hace 4 años no era aún Hunter S. Thompson pero ya apuntaba maneras. Yo tuve un enganchón muy fuerte con él pero hace un tiempo mojamos ese incidente con unas cañas y todo ha quedado olvidado.

Uno no puede enfadarse con Hunter S. Thompson, ¿no es cierto?.

Crónica del Mediatic Festival

- ¿Por qué lo llaman "Mediatic Festival" cuando no es un festival?.
- Porque no existe una palabra que defina perfectamente lo que es aquello.


8, 9 y 10 de julio de 2005. Alicante, Polideportivo del Monte Tossal. Celebración del Mediatic Festival 2005.


Tuve que ir a cubrir este evento para la empresa que me paga. No os voy a aburrir con mis tejemanejes laborales aunque tengo que reseñar que esta vez no he sufrido casi nada. De lo que sí quiero hablar es de la oferta musical que tuve ante mí durante este fin de semana. Sólo ví (y no enteros) 4 conciertos. A saber: Belén Arjona, Rosendo, La Unión y Santiago y Luis Auserón. Sólo me voy a detener en el último, aunque disfruté con todos.


Mientras Pereza trataban de parecer roqueros en la Carpa de Prensa, los Auserón daban una lección de cómo para ser no basta con simular que eres. Se trataba de presentar el nuevo proyecto de Santiago y Luis, una nueva lectura, en castellano, de clásicos del rock y del soul de hace 3 décadas o más. Aparecieron en escena impecablemente vestidos, sin esconder su veteranía ni para lo bueno ni para lo malo. Santiago se dirigía a los presentes con esa educación propia de los artistas de antes que a mí me chocó bastante por lo inhabitual que es en nuestros días. A pesar de que estaban tratando de revivir canciones más que amortizadas las interpretaron con mucha convicción y, lo que es más soprendente, con un sonido tan grueso como cristalino.


Tocaron el domingo por la noche, en el momento de mayor crisis y en el que parecía que el trabajo del fin de semana acabaría en un contenedor de basura. Pero cuando hicieron la versión de "Heart of gold" de Neil Young supe que todo iba a ir bien.

No me equivoqué.

Al día siguiente, a la altura de Villarejo de Salvanés, el manguito del turbo del coche se rompió. Me quedé tirado. Afortundamente, Kankoat acudió a mi rescate y lo que podría haber sido un drama de proporciones bíblicas se ha quedado en un inconveniente un poco caro.

El influjo del "Corazón de oro" de los Auserón paró este otro golpe.

martes, 5 de julio de 2005

Éticas estéticas

1. Ética del chico de barrio

Decía Sammy Davis Jr. que Frank Sinatra era un "chico de barrio". No importaba cuánto tiempo pasara desde la última vez que se habían visto, el "viejo ojos azules" seguía siendo esencialmente la misma persona. Esa es la primera característica del chico de barrio: la inalterabilidad.

El chico de barrio es una persona que ha pasado su infancia e adolescencia en la calle. Habitualmente iba con gente mayor que él y tenía que aprender a medir sus acciones. No estaba permitido decir ni hacer tonterías porque las consecuencias podían ser desagradables. El ser reflexivo es la segunda de las características del chico de barrio.

Ha crecido con un fuerte sentido de tribu. De ella obtiene protección a cambio de lealtad. En este contexto aprende el chico de barrio a relacionarse con un cierto concepto de amistad. Esta idea jamás es excluyente, antes al contrario, es inclusiva. No sólo tienes un colega, tienes a "los colegas", aunque te lleves mejor con unos que con otros. De todo ésto deducimos que la lealtad es otra de las características del chico de barrio, la que hemos colocado en tercer lugar.

Si a estos tres elementos añadimos una visión sencilla de las cosas, sin artificios, tendremos una foto bastante fiel de lo que es el chico de barrio.


2. Ética del borrachín.

Estamos hablando de una especie, a extinguir, que se corresponde con los protagonistas de las novelas de Raymond Chandler. Son bebedores con clase, que no hacen pasar malos ratos a los demás parroquianos.

Su única arma es la palabra, que les confiere una gran cantidad de magnetismo personal. Son especialmente duchos en el manejo de las réplicas, a las que impregnan de su sombrío sentido del humor y su descreimiento. Parecen teatrales pero revelan más de lo que parece.

Lo que más me gusta de ellos es su tajante negativa a juzgar a los demás. Son conscientes de que la carne es flaca. No podría ser de otra manera, porque ellos son la más acabada demostración de esa máxima.


3. Declaración solemne.

No hay mejor compañía que un borrachín o un chico de barrio, que Phillip Marlowe o Frank Sinatra.

viernes, 1 de julio de 2005

"Smalltown boy"

Ayer se produjo un hecho histórico.



En 1983 un grupo de Londres llamado Bronski Beat publicó su disco de debut. Se llamaba "The age of consent" (="La edad del consentimiento"). El título hacía referencia a la edad a partir de la cual no es delito una relación homosexual mediando consentimiento mutuo. En el álbum, además de la seminal "Smalltown boy", venía un sucinto resumen de cómo estaban las legislaciones de los países del Primer Mundo a este respecto. España era de las naciones que peor paradas salía.

Ahora ya no. Aunque haya cosas que nunca cambian. Pero ésos se tienen ganado el infierno del que tanto hablan.