Un año ha

Hace exactamente un año colgé mi primera entrada en esta bitácora. Aquella noche tocaban Lagartija Nick y ese fue el primer tema que traté, muy someramente por cierto.

Me sorprende que 365 días después siga colgando movidas. Aún más
soprendente es el hecho de que he ido actualizando con bastante regularidad. La única explicación plausible tiene que ver con el descomunal tamaño de mi ego.



Mi conciencia: ¿Es malo ser un ególatra?

Mi cerebro: No, no es malo.

Mi conciencia: Pero la sociedad dice que sí.

Mi cerebro: A la sociedad le asustan los ególatras porque somos incorruptibles.

Mi conciencia: (flipando) ¡Cómo has perdido, macho!. Con lo que tú has sido...

Mi cerebro: Somos incorruptibles porque sólo hay una cosa que nos importa, nuestra indvidualidad. Y esa no nos lo puede quitar nadie.

Mi conciencia: ...

Yo mismo: Coño, dejadme en paz que tengo que escribir en el bloj.

Comentarios

Pablo Gamo ha dicho que…
FElicidades pues.