La enfermera de las bragas rojas

Cuando me rompí la rótula, allá por el verano de 1983, no sentí demasiado dolor. Se me hinchó muchísimo la rodilla pero podía apoyar la pierna. Lo que me resultaba imposible era doblarla. No tenía conciencia de haberme roto nada. Mis padres me llevaron a Urgencias donde me metieron una aguja en el lugar de la hinchazón para extraerme líquido. Después me hicieron unas radiografías. Supuse que eso iba a ser todo.

Me pusieron en una camilla que manejaba una enfermera que mi recuerdo me obliga a calificar de guapísima. No podía tener más de 25 años. Me estaba llevando a una habitación desde la que iba a esperar a que mi rodilla estuviera lista para ser operada. En ese momento ignoraba por completo lo que iba a ocurrir. Estábamos en un ascensor (la enfermera y yo) y sólo tenía ojos para sus bragas rojas transparentadas contra la blancura de su uniforme. Me tiré una semana en el Hospital, pero jamás volví a verla.

Este fin de semana he estado currando en el Viña Rock. De regreso, al volante de mi coche y en una agradable soledad, me acordé de ella. En el CD sonaba "Enamorado de la moda juvenil" de Radio Futura. Mi imaginación me llevo a preguntarme cómo habría sido tener 20 años en 1980. Elucubré que podría, perfectamente, haber perseguido a una simpática enfermera con una extraña inclinación por vestir bragas rojas. Que podría haber quedado con ella en Rock-Ola o en La Vía Láctea. Que ella me podría haber contado que ese mismo día de junio del 83 había llevado en su camilla a un niño de 13 años muy parecido a mí. Y que en ese momento el pincha discos podría haber puesto "Enamorado de la moda juvenil".

Pero hoy no soy capaz de acordarme de su cara. Sólo de la impresión que me produjeron esas bragas rojas transparentadas contra la blancura de su uniforme.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
"lo que hacemos en nuestra vida privada es cosa nuestra"/
dijeron las Seis Enfermeras Locas de Pickapoon Hospital de/
Carolina
mientras movían sus pechos con una
dulzura tan parecida a Dios...

Juan Gelman.

No eran unas bragas de propaganda de cocacolo?
Anda mira el blog del Gamo.
Saludos.
Aurelia Buendía de Todos los Santos
Vencido ha dicho que…
Si te digo la verdad no sé muy bien de qué color eran. Lo que es seguro es que se transparentaban. Han pasado muchos años y yo ya soy un hombre mayor.
Anónimo ha dicho que…
¿a quién le importa la realidad, si puedes inventártelo?

A. Buendía de....
Vencido ha dicho que…
100% correcto