El Atleti ya no es el Atleti

Últimamente estoy muy metido en el rollo heraclitiano. De hecho su concepto del tiempo me gusta mucho.

"Nadie se baña dos veces en el mismo río".


El tiempo pasa pero no deja de haber ríos ni personas que se bañen en él, aunque nada (ni las personas ni los ríos) permanezca exactamente igual. Lo explica muy bien Springsteen en "Atlantic city".

"Well now, ev’rything dies, baby, that’s a fact
But maybe ev’rything that dies someday comes back"

"Todo muere, nena, es un hecho
pero puede que todo lo que muere algún día regrese"


En resumen, nada es eterno. La única manera de supervivir es aceptar y provocar cambios.

====================================================================

El Atleti ha mutado. Ya no reconozco en él aquel equipo imprevisible e anárquico. Acabará en la mitad de tabla, que es la antítesis de todo lo que un día significó. Lo mejor es que lo entierren con honores. Quizá algún día vuelva.

Comentarios

Barrejon ha dicho que…
"El rollo heraclitiano", ¡JAJAJAJAJA!
Mahoumamau ha dicho que…
En estos momentos no me sale currar, así que paso revista a todas las entradas que no he visto en los últimos meses. Mola unir a heráclito y a Bruce en la misma idea, y a mí me ha recordado este poema de otro grande, Ángel González (perdón a quien piense que es una mariconada). Lo único que desentona en todo esto es el puto atleti.

¿Cómo seré yo
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano,
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.
Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles