Cervezas

Divertida y esclarecedora la noche de ayer. Tras la maratoniana sesión de entrevistas y el disgusto que me dieron con el encargo de hacer un reportaje de última hora, mis expectativas para la tarde-noche del martes eran más bien escasas. Pero Kankoat me llamó para echarnos unas birras y los acontecimientos empezaron a precipitarse.

En esa misma llamada me entero de que P. va a ser padre a finales de año. Gran conmoción porque lo de los embarazos en mi entorno empieza ser una epidemia. Afortunadamente, P. me contó en términos adolescentes la exploración a la que la ginécologa (que tenía "los botones de la camisa muy apretados") sometió a su santa en la cita que habían tenido recientemente. No ha llegado el día en que esta nuestra comunidad lebrela acceda a la madurez.

Excepcionales las croquetas de jamón y queso que nos sirvieron en Casa Remigio y muy bien tiradas las Alhambra que introdujimos en nuestros organismos en ese mismo establecimiento. Tampoco estuvieron mal los huevos rotos con jamón y los pinchos de carne de avestruz. Lástima que no pusieran ni una tapa y que nos echaran porque "necesitaban la mesa".

De camino al "Rita" nos encontramos con dos sonrientes chicas que nos preguntaron cómo llegar al metro. Fue muy divertido y tuvimos la oportunidad de ofrecerles nuestros servicios como guardaespaldas gracias al argumento de que los pasillos del AZCA son muy oscuros. La excusa de Kankoat para no hacerlo fue que es un hombre casado. La mía que estuve lento de reflejos.

Ya en el "Rita" calculamos, un poco "tocados", que del 11-s al 11-m pasaron 911 días. Y que del 11-m del 2004 al 11 de septiembre de 2006 también pasarán 911 días, aunque no estoy 100% convencido de que hiciéramos bien las cuentas. Además, según San Malaquías el último papa de la historia de la humanidad contando desde su época hará el número 111. Curiosamente, será el que suceda a Juan Pablo II.

El fallo que tuvimos fue que no nos bebimos 11 cervezas.

Comentarios

Malasombra ha dicho que…
Seguro que no bajaron de QUINCE.