Enjoy the silence

All I ever wanted
All I ever needed
Is here in my arms
Words are very unnecessary
They can only do harm
Enjoy the silence - Martin Gore

Soy consciente de que hay muchas posibilidades de que este post no sea entendido. Pero voy a intentar explicarme lo mejor que sé.

Para mí, el hecho de que se politice una obra de arte no tiene nada de malo. Además es inevitable, ya que si esa obra de arte es valiosa por fuerza dirá cosas acerca de la condición del ser humano. Del ser humano en abstracto o del ser humano en concreto. Eso es política. Y es bueno.

En este punto seguro que hay muchos de vosotros que estáis escandalizados. Creo que el problema no está en lo que he dicho, sino en el mal uso que hacemos del vocablo "política". Pensamos que es sinónimo de "lucha por el poder", pero no es así exactamente. Esa lucha por el poder es el instrumento del que se sirve el político para estar en condiciones de transformar la realidad. En este chiringo montado por las jerarquías económicas occidentales llamado democracia representativa, se piensa que la espada es el matador de toros, que la pluma es el escritor o que la política es la lucha por el poder. Es decir, se hace una metonimia vulgar sin darnos cuenta, algo muy habitual en nuestros días. De esta manera, el lenguaje es usado para algo perverso, para que el político y la política caigan en el descrédito. ¿Por qué no despreciamos al mercader del templo de forma parecida?.


Hasta el carca de Aristóteles decía que el hombre es un animal político. Es decir, el ser humano se relaciona con sus semejantes de muchas maneras y es importante que reflexionemos acerca de ello. Si no lo hacemos porque es política y es indigno, nos impondrán esas maneras de interactuar y nos creeremos, encima, que somos libres.

Justo lo que pasa en la actualidad.

Comentarios