El futuro

Queridos amigos:

En unas horas parto para la ciudad donde nací. Voy para lo que podríamos llamar un compromiso familiar. Pero prometo no dejaros solos, seguiré escribiendo desde Buenos Aires.

A la vuelta ajustaremos algunas cuentas pendientes.

Abrigaros bien en mi ausencia, chavales/as.

Comentarios