Atardecer vs. anochecer

Son dos conceptos distintos.


Para explicarme mejor voy a apelar a mis dos ciudades favoritas: Madrid y Buenos Aires o Buenos Aires y Madrid.

En Buenos Aires el atardecer es absolutamente insuperable. Se trata de esas horas antes de que se haga de noche en las que el sol colorea de dorado las calles. En esos momentos, la capital argentina consiegue una luz que yo no he visto/sentido jamás. Y escucho el rezongo de los bandoneones en mi patio viejo.

El momento de Madrid viene más tarde. Cuando el sol ya casi está escondido, es decir, cuando anochece. Lo aconsejable entoces es mirar al cielo y llenarse la mirada de la sinfonía de rojos que se nos ofrece. Especialmente si dirigimos nuestros ojos en dirección a la sierra.

Por resumir un poco, Madrid es el anochecer y Buenos Aires es el atardecer. Se parecen mucho, pero no son exactamente iguales.

Comentarios

djflow ha dicho que…
Veo que Buenos Aires te despierta la vena poética, amigo. Me ha encantado la diferenciación entre atardecer y anochecer y, es más, la comparto totalmente.

Me retracto en lo dicho sobre la sensación térmica.

Importante: aprovecho para confirmarte la presencia de Malcolm Scarpa el día martes 25 de enero. Buena noticia ¿no?

La polémica sobre Joy Division Y New Order la podemos seguir dónde y cuándo usted quiera, pero mejor siempre delante de unas cervecitas.

¡Ah! y mi blog está tan paradito como el que lo escribe (por desgracia)

Salud y tangos
RED PRIAPO ha dicho que…
Bueno, y que hace un tipo acostumbrado al anochecer de Madrid en el atardecer de Buenos Aires? Cuéntanos, cuéntanos que tal se lleva no haber estado en el partido de pádel de los lunes? Se te hecho de menos, a tí, no tus golpeos.