viernes, 31 de diciembre de 2004

A la atención de la hija del banquero

Pudo haber sido y no fue. Te deseo toda la suerte del mundo.



Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado,
no me importa lo que has hecho, lo que hacés, ni lo que harás,
los favores recibidos creo habértelos pagado
y si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado en la cuenta del otario que tenés se la cargás.

(...)

Y mañana, cuando seas descolado mueble viejo
y no tengas esperanzas en el pobre corazón,
si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo,
acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo "pa" ayudarte en lo que pueda cuando llegue la ocasión.

"Mano a mano" (extracto) - Enrique Santos Discépolo

"La vida está bien si hay rock and roll"

¿Os acordáis del post de "La vida está bien si no te rindes"?.

Pues aún diría más:

"La vida está bien si hay rock and roll".

Mis dos últimos días han sido una clara demostración de esto.

"Quijote", Belén, Murphy's, Cune,...

Salud y Rock and Roll, chicos.

Feliz dos mil cinco.

Aquellas pequeñas cosas

Hace menos de una hora he decidido que la canción que más me gusta de "Mediterráneo" no es "Lucía" ni "Tío Alberto" ni "La mujer que yo quiero". Hasta ahora ésas y la que da título al disco eran mis favoritas. Pero resulta que me he emocionado escuchando "Aquellas pequeñas cosas".

Y mucho.

Y me reafirmo en que me encantaría escuchar una versión Nebraska de "Mediterráneo". Es decir, guitarra, voz y esas canciones que ganan mucho desnudas porque son como las mujeres guapas(o los hombres guapos, me imagino).

martes, 28 de diciembre de 2004

Jefes

Llevo pensando en escribir sobre los jefes desde hace mucho tiempo. La razón por la que no lo he hecho hasta ahora tiene que ver con mi muy ajetreada vida emocional. Como esa tormenta parece que ha amainado definitivamente puedo decir con orgullo que ya he recuperado esa informe masa gris que llamo mi cerebro.

El cerebro. Uhmmm, curioso órgano humano. A casi todos nos sirve para realizar las más diversas labores, desde la más sencillas hasta las más complejas. A los jefes les sirve para hablar en abstracto y cambiar de opinión cada 15 días.


Cuando entras en un despacho de un jefe para plantearle un problema concreto como, por ejemplo, que se ha acabado el papel de la impresora, te responde algo muy parecido a:

"Si la persona responsable de esto hubiera hecho su trabajo, no tendríamos este problema. Busca a esa persona y que lo resuelva"

Cuando le respondes que ya lo has hecho y que el problema es que el jefe no le ha dado la pasta para comprar papel, lo que contesta es:


"Joder, ese es el problema de esta empresa. No hay imaginación, tengo que estar encima de todo".

Y el papel de la impresora sigue sin ser repuesto.


Pero, siendo esto malo, aún es peor las pocas veces que concretan algo. Como necesitan vivir en la indefinición para que se coman el marrón los curritos, siempre "matizan" cuando dicen algo tipo:


"El color de las cortinas tendría que ser azul"


No falla, en la siguiente reunión el jefe siempre sale con una ocurrencia de esta clase:


"El color de las cortinas tendría que ser azul, pero si fuera rojo cumpliríamos mejor nuestro objetivo".

Y se queda tan ancho.


Ni que decir tiene que yo sería un gran jefe. Me sale tan natural eso de hablar en abstracto y contradecirme...

domingo, 26 de diciembre de 2004

Navidad contra la pared

Ayer recuperé una de mis costumbres. Desde el año 89, más o menos, voy al cine, primera sesión, los días de Navidad y Año Nuevo. La película que ví se llama "Contra la pared".

Antes de nada decir que me gustó mucho. Supongo que una de las razones por las que disfruté es que el Hamburgo que retrata se parece mucho al Berlín que viví con Marlene hace unos meses. Además, el hecho de que sea una historia de turcos, gente que me cae muy simpática, ayudó bastante.

En la cena de Nochebuena se suscitó un leve debate acerca de si Turquía puede o no ingresar en la Unión Europea.Todos, menos Borja y yo, estuvieron en contra. A mí me parece que ese país, tan íntimamente ligado a la historia del meditérraneo, no puede quedar al margen de eso que llaman "la construcción europea".



¿Que Turquía es un país árabe?. Sí, y además laico.

¿Que tienen que pedir perdón por el genocidio armenio?. Sí, o al menos reconocerlo. Pero si aplicamos esa vara de medir a todos cosas parecidas tendrían que hacer los ingleses, los americanos, la Iglesia Católica, etc,...

¿Que la mujer es discriminada?. Mejor que nosotros no saquemos pecho. No hace más de 30 años la esposa necesitaba la firma de su marido, o su padre, para tener cuenta corriente. Y no mentemos la violencia de género que hasta hemos tenido que hacer una ley.



Tengo un amigo que vive en Alemania y está casado con una de allí. Dice que se lleva bien con los alemanes pero que cuando realmente respira es cuando interactúa con colombianos, venezolanos, uruguayos, españoles, italianos, griegos o turcos.

Tenemos los mismos defectos. Tenemos las mismas virtudes. Y los ojos de las turcas son tan negros como los de las españolas.

Nota mental: Tengo que conocer Estambul.

viernes, 24 de diciembre de 2004

Cuento de Navidad

Suena "My hometown" en la radio. Son las 10 menos 5 de la mañana del 24 de diciembre de 2004. Estamos en Madrid.

"Un café solo", le pide al camarero el hombre que acaba de entrar en el bar. Viste un pellico marrón que no se ha quitado al llegar y unos vaqueros gastados. Al sentarse en la barra abre el periódico y empieza a leerlo por la página de deportes.

"Cada día me cuesta más hacerlo", piensa mientras se bebe el café. La canción que acaba de presentar el locutor es "Good-old fashioned lover boy".

"Cada día me cuesta más hacerlo, pero es mi trabajo".

El hombre sale del local después de haber dejado 50 céntimos de propina. No ha felicitado las fiestas. Simplemente ha musitado un "Gracias. Hasta luego".

15 minutos después vacía el cargador de su pistola en el pecho de un "cliente".

Esa noche, mientras ve el mensaje del Rey por la tele, trata de engañarse. "Éste ha sido mi último encargo".

Sabe de sobra que aunque sea un momento de hacer propósito de emnienda, todo volverá a la normalidad en breve. Muy dentro de su corazón se alegra de que sea así.




jueves, 23 de diciembre de 2004

El "Rita"

"No sé que tiene este bar.
No sé si será la "birraca" ésta, los sillones o el Juli, pero algo tiene"
Míguel (Camarero del "Rita")


El "Rita" es un bar con aspecto de puti club decorado con fotos de Rita Hayworth que está en la calle Orense. Era un garito al que íbamos a relajarnos después del trabajo, cuando la televisión que me paga a final de mes tenía su redacción en Torre Picasso. Seguimos yendo porque nos tratan bien, nos hacen bromas cuando llegamos y sí, "conocen nuestro nombre". Salvando las distancias, es nuestro "Cheers".

NOTA: La "birraca" a la que se refiere Míguel es Rita Hayworth. No me preguntéis por qué pero él llama a las tías de esa manera.
NOTA 2: Alfonso, te ruego que no constestes a este post. Sería demasiado obvio

miércoles, 22 de diciembre de 2004

21 de marzo de 2005

5 días antes de que me caigan 35 castañas, se hará carne en Madrid Jeff Tweedy al frente de su grupo, Wilco. Será la primera vez que hagan un directo en la capital de España.

Ya sólo por eso el 2005 va a ser un gran año.


The best song will never get sung
The best life never leaves your lungs
So good, you won't ever know
I never hear it on the radio Can't hear it on the radio

"Late greats" - Wilco - "A ghost is born" (2004)

martes, 21 de diciembre de 2004

El General Invierno

Oficialmente estamos en la invernada 2004-2005.


A Napoléon y a Hitler les vino muy mal el rigor del invierno ruso para sus planes de conquistar el mundo. No creo que a ninguno de los dos les produjera placer la visión de montañas nevadas, gente abrigada hasta las cejas y lagos helados.


Pienso que a ningún ser humano le tendría que parecer bien eso del frío. Somos animales de sangre caliente, es contra natura para el Homo Sapiens pasar biruji.


Si por mi fuera nunca más me pondría un abrigo. Mi sueño sería vivir en bañador y a menos de 500 metros del mar todos los días de mi vida. Todos.


Pero este año me alegra la irrupción del General Invierno. He aprendido tanto de mi mismo (=me he pegado tantas hostias) durante el otoño que estaba deseando que llegara el 21 de diciembre.


Ya sabéis, "Construction time again".

lunes, 20 de diciembre de 2004

Juegos

El billar


En el periodo que va desde el año 87 hasta el 90 me consideraba a mí mismo un gran jugador de billar americano, concretamente de la especialidad de Pool Bola 8.

Era, y recalco lo de "era", verdad.

Durante ese tiempo me pasaron muchas de las cosas que ocurren en las comedias teen americanas. Sobre todo, ésa que estáis pensando.

Pero yo creo que donde me hice hombre de verdad fue jugando al billar por dinero en el pub Taxi. Para ser bueno a este juego hay que ser preciso, tener control de uno mismo y ser capaz de resolver problemas que ni te podías imaginar. Además, yo era un adolescente con granos que medía sus fuerzas con gente que le llevaba muchos años, por lo que aquello fue una especie de cursillo acelerado de madurez.

Las partidas con María me han devuelto aquellos gloriosos tiempos.


El pádel


Ayer me fundí 90 euros en una raqueta de pádel. Hoy jugaré por segunda vez en mi vida a este deporte tan justamente estigmatizado.

¿Lo hago para epatar?

Quedaría bien si dijera que sí.

Pero el caso es que me gusta jugar al pádel. La razón por la que lo juegan los pijos es porque es el deporte perfecto para los no deportistas. O sea, exactamente el mismo motivo que me llevará a vestirme de corto esta noche en una urbanización de Mirasierra.

Pero no os preocupéis, esto no significa que vaya a votar al PP.


jueves, 16 de diciembre de 2004

Cambio de planes

Ayer, cuando llegué a casa, me llevé la agradable sorpresa de que había recibido "Miles 2 go", el único disco publicado en vida del recientemente fallecido Mark Ledford. Como consecuencia de ello el domingo haré un especial sobre su figura en mi programa de radio, Menosprecio de Corte y Alabanza de Aldea.


Si queréis escucharlo, sintonizad el 102.4 de la FM, es decir Radio Utopía, si vivís por la zona norte de Madrid. Por Internet se puede oir a través la página web de la emisora, es muy sencillo y con un módem a pedales funciona, os lo juro. La cita es el domingo a las 16.00.


Iba a hacer un programa normal, pero me apetece hacerle un homenaje al músico que más me ha impresionado en los últimos tiempos.

miércoles, 15 de diciembre de 2004

"La vida está bien si no te rindes"

Así se llama un tebeo* que leí hace unos años. El autor es Seth, un muy personal ilustrador canadiense atrapado por el mundo de entreguerras.

"La vida está bien si no te rindes" cuenta la historia de un dibujante de tebeos, el propio Seth, obsesionado con el autor de una tira cómica de los años 30. La trama consiste en la búsqueda de ese artista del que se no tienen noticias desde los años 50. En el camino vemos, y el propio Seth también lo hace, el grado de insatisfacción que tiene con respecto a su existencia.

Hoy me he acordado del título de ese tebeo cuando en el cielo he visto un agujero entre las nubes. En ese agujero estaba el sol.









*Me niego a utilizar la palabra "comic" cuando existe en nuestro idioma una más hermosa como es "tebeo".

martes, 14 de diciembre de 2004

Miedo escénico

Pues resulta que no tengo miedo escénico. Dicen que Rod Stewart, a principios de su carrera, sí lo tenía. Pero yo no. Por lo menos a tenor de lo sucedido el pasado viernes por la noche.


El lugar, un garito de mierda al lado de la Gran Vía de nombre "Staff". La ocasión, la cena-fiesta de las fómulas musicales de Unión Radio y allegados. La hora, pues no me acuerdo, seguramente hacia las 12 de la noche.


En ese momento, el que esto escribe cantó "Maneras de vivir" con una banda de rock and roll detrás. Y lo hice desgañitándome con la voz de Johnny Rotten como mayor fuente de inspiración.


Mucho más tarde, bien entrada la madrugada, interpreté "Abrázame" (versión Karaoke esta vez) mirando a los ojos a cierta roquera. Al bajarme del escenario me dijo que tenía "el rock and roll en las venas" y que a ver si la llamaba.

Pero paso.


Y os recuerdo que no tengo miedo escénico así que no tratéis de convencerme de lo contrario.

sábado, 11 de diciembre de 2004

Un quilombo mental que te cagas

El otro día un amigo me dijo en el Magma Solar una frase que puedo calificar como histórica. Es ésta:


"Acabo de despertarme y ya estoy confuso".


Exactamente así me siento esta mañana.

A él lo que le pasaba es que todavía le duraba el pedo del día anterior. Aunque me he acostado a eso de las 7 de la mañana y me agarré una cogorzita curiosa no es mi caso.


Mi caso tiene que ver con las pilas Duracell. Ya sé que la metáfora es un poco floja pero es que estoy...

...CONFUSO DE COJONES.

viernes, 10 de diciembre de 2004

No feelings

Esta mañana me he duchado escuchando "Never mind the bollocks" de los Sex Pistols. La verdad es que me hacía falta.

También me ha reafirmado en mi absoluto desprecio a los que dicen que los Pistols tocaban mal y eran más una moda coyuntural que otra cosa.

¿El punk una moda coyuntural?.

El punk es más una filosofía que una corriente musical. Es muy básica pero no deja de ser una mirada completa al mundo. En "Never mind the bollocks" encontramos varias paredes maestras del pensamieto racional.

Hay individualismo: "I have no feelings for anyone else except for myself, my beatiful self" No Feelings.

Hay lucidez: "No future for you" God save the queen.

Hay rabia: La voz de Johnny Rotten en todo el disco.

Hay ternura: Los Pistols dieron un concierto benéfico en las navidades del 76 o del 77. Fue un recital para los niños de los mineros galeses en huelga. En el documental "The filth and the fury" se puede a ver a Sid Vicious jugando con los chavalitos.

Hay honestidad: La noche del último concierto de los Pistols Johnny Rotten le dijo al público: "¿Habéis tenido alguna vez la sensación de que os están engañando?". Al día siguiente, los Sex Pistols se separaban.

Hay sentido del humor: La gira de reunión de mediados de los 90 de los Pistols se llamó "La gira del lucro indecente".


¡Viva el punk!

jueves, 9 de diciembre de 2004

Vamos a peor

¿Alguien se ha dado cuenta de quién es el ciudadano que porta el mítico dorsal 19, otrora propiedad del grandioso Kiko Narváez, en la actual plantilla del Club Atlético de Madrid, Sociedad Anónima Deportiva?.


Es Salva Ballesta.


¿Quién es Salva Ballesta?.

Un gañán con cara de gañán, con cerebro de gañán y con un juego gañán.

Un soplapollas que hace el saludo militar cada vez que mete un gol. (Menos mal que ocurre pocas veces).

Un idiota cuyas opiniones tienen tanto peso como la pluma más insignificante del pajarito más ligero.

¿Quién era Kiko?.

Un futbolista imprevisible.

Un fan de Bart Simpson.

Un perfecto compinche fubtolístico para S.E. José Luis Pérez Caminero.



Que Salva vista la misma camiseta que Kiko es el signo de los tiempos que vivimos.

miércoles, 8 de diciembre de 2004

MAGMATIZADO (I). Camarón

El MAGMA (Meeting aproaching global music & art) se ha celebrado en Santa Cruz de Tenerife los días 4, 5 y 6 de diciembre. Yo estuve allí para hacer algo que no hice.

Pero vamos por partes.

Por primera vez en mi vida, vino a buscarme un runner al aeropuerto. Me puse las gafas de sol, compartí asiento con el DJ de Morodo (que no tuvo la decencia de ofrecer el porro que se había hecho nada más pisar Tenerife) y me preparé para introducirme en el mundo de la música electrónica, de la más moderna y original música electrónica de nuestro tiempo.

En el loro de la furgoneta que nos llevaba al hotel sonaba “Duendeando”, el programa de flamenco de Radio 3. Una de las canciones que pusieron fue una cosa de Camarón con Tomatito. Y ahí estaba yo, emocionado, junto al maleducado DJ de Morodo, en manga corta, llegando al MAGMA.

El runner me ofreció la posibilidad de quitar la radio. Le dije que no y de esa manera le demostré que yo también era, en cierto modo, un intruso.

MAGMATIZADO (II). Alex Under

a. Alex Under Lunar

El MAGMA estaba dividido en dos partes: El Solar y el Lunar. Algo parecido al Sonar de día y Sonar de noche. En el primer Lunar pinchó Alex Under. Sábado noche, Playa de Las Teresitas.

Alex Under es un DJ madrileño que se está haciendo un nombre en este mundillo. El día anterior a la boda del prinsipito eclipsó por completo a Steve Bug. Fue mil veces más original, creativo y arriesgado. También fue irregular, y eso le tuvo torturado mucho tiempo, pero esa noche el gran Steve Bug no le llegó a la suela de los zapatos.

Empezó su sesión a eso de las 2 y pico de la mañana. Lo hizo después de Luis Groove, un DJ eficaz que había puesto a bailar a la gente con discos vulgares y mezclas facilonas. En ese contexto, la propuesta de Alex podía no ser comprendida porque sus sesiones no sólo agitan cuerpos.

Hace unos 3 años entrevisté a José Padilla. En esa oportunidad enumeró alguna de las cualidades de un buen DJ. Según él, hay que tener memoria, psicología, técnica y una buena maleta. Pero también es necesaria la humildad para adaptarte al público que tienes delante y, por supuesto, personalidad para hacerlo a tu manera.

La sesión de Alex en el Magma Lunar fue un claro compendio de todas esas virtudes. Una vez más, se demostró que la contundencia no necesariamente está reñida con el matiz.

Cuando el famosísimo Tiga relevó a nuestro chico en la cabina, el interés por lo que el alemán iba a hacer disminuyó considerablemente. Como había pasado con Steve unos meses antes. Pero esta vez corregido y aumentado.

b. Alex Under Solar

A pesar de lo que he escrito la sesión lunar de Alex no me mató. Pero en la fiesta final, a la luz del día y con poca gente en el Parque de Viera y Clavijo sí que lo hizo. Y lentamente, como diría Roberta Flack.

Fueron más de dos horas de un Alex Under pinchando para sí mismo. Empezó suave y un tanto intrascendente. Poco a poco fue virando hacia el deep y el minimal, sus verdaderas especialidades, que dominaron la hora final. En esa parte hubo tramos swingeantes y también hubo tramos muy ácidos (¿vuelve el acid?).

Fue una sesión muy literaria, como nunca antes, y tan matemática como la del Lunar.

Sí, es un crack, pero juega tan mal al voley playa que este verano en Benicassim perdimos todos los partidos.

MAGMATIZADO (III). Dos hombres buenos

O dos seres humanos, debiera decir.

Karl Bartos y Michael Mayer.

El ex de Karftwerk (Bartos) hizo un live la noche del sábado y la verdad es que no estuvo bien. Quien viera a su antiguo grupo en directo este año no necesita en absoluto asistir a un concierto de Karl Bartos.

También dio una conferencia, “The interpositions of media”, repleta de lugares comunes, expresada en un lenguaje convencional y que da como resultado un análisis incompleto del mundo de los medios de comunicación. No incluye Internet, ni el correo electrónico, el móvil o los mensajes SMS (esperanzador el del domingo, por cierto).

Pero es un hombre que sonríe y que se portó muy bien con mi amiga María. Se quedó en el 75, pero es un ser humano. O sea, es de los míos.

En cuanto a Michael Mayer, ya sólo por la sesión de la fiesta final debiera estar aquí. Si alguien me pregunta qué es el tecno, ya tengo un ejemplo perfecto. A partir de ahora, siempre diré que el tecno es lo que pinchó Michael Mayer en el MAGMA Solar el 6 de diciembre a eso de las 5 de la tarde en el Parque Viera y Clavijo de Santa Cruz de Tenerife.

Tan meritorio o más que esto es que vino después del devoradejotas consumado que es Alex Under. Michael Mayer superó la prueba con la seguridad que te da una total ausencia de ego. Y, sobre todo, con la ayuda de unas gafas de sol y una cerveza. ¿Qué más necesito para considerarle un amigo sin ni siquiera haber cruzado una palabra con él?.

MAGMATIZADO (IV). Debatus interruptus

Yo fui al MAGMA para participar en una mesa redonda con Derrick May, Karl Bartos y Chop Suey. Resulta que Derrick no llegó a tiempo y que Karl no tenía traductor, así que se decidió suspender el acto.

Una lástima porque pensaba hablar de Luigi Roussolo y sus intonarumori. Tampoco había descartado enunciar mi teoría de que Bach fue el primer artista tecno. Como hay voluntad de volver hacer este festival el año que viene espero tener la oportunidad de resarcirme.

MAGMATIZADO (y V). En el diván

El MAGMA terminó el lunes a las 10 menos cuarto con una irregular sesión de Luciano. Al día siguiente planeamos hacer una excursión al Teide, pero yo logré librarme. Vagaba sin rumbo por el hotel a la caza de un PC conectado a Internet cuando me encontré a María. Estaba muy angustiada y me senté con ella en uno de los sillones del hall. Eran las 12:40.

A las 16.10 pedí un taxi para el aeropuerto. Durante todo ese tiempo traté de ayudarla escuchándola. No estoy seguro de haberlo logrado, la verdad. Pero sí que aprendí alguna cosa sobre mí mismo.

Espero poder ponerla en práctica muy pronto.

jueves, 2 de diciembre de 2004

Lo juro por Billy Wilder

Ayer ví a Julio Ruiz bailando al son de "Get right" de Jennifer Lopez. Haciendo "air guitar", pero bailando.


Los que saben quién es Julio Ruiz no necesitan más explicaciones para esbozar una sonrisa. Los que no lo saben necesitarán demasiadas y tampoco les hará mucha gracia.