Tormentas imaginarias



Hay una canción de 091 que se llama "Tormentas imaginarias". Últimamente me recuerda a mi propia vida.


Quiero caer en un letargo y dejar mi destino en tus manos.
No quiero saber si dejo rastro, ni a donde conducen mis pasos.
Canciones de cuna y de rabia se mezclan en la madrugada.
En mi cabeza rugen tormentas imaginarias.

Sí, quiero dejarme ir. No sé si tengo el valor para ello.

Quiero beber agua de besos y sentir cómo escapa mi tiempo.
Vuelta al ayer, al mismo templo, al pozo de los deseos.
Botellas que escancian plegarias, rumores de armas cargadas.
En mi cabeza rugen tormentas imaginarias.

Es cierto. Sigo buscando lo de siempre. Lo que me moriré buscando.


Desiertos que nunca crucé y trenes que nunca tomé.
Llegará la hora incierta en la que todas las respuestas
se agolpen tras la puerta a la espera de un por qué.

Otra vez correcto. No he hecho las preguntas adecuadas y por eso no he obtenido las respuestas que merezco. Pero la hora incierta está a punto de llegar.


Quiero encontrar un buen refugio contigo huyendo del mundo.
Quiero encontrar un buen refugio y que el fuego nos convierta en humo.
Flores con sangre en su savia, estatuas que buscan su alma.
En mi cabeza rugen tormentas imaginarias.
En mi cabeza rugen tormentas imaginarias.



De nuevo en el clavo. Ya no me cabe ninguna duda de que tengo que convertir mis tormentas imaginarias en reales. Para poder derrotarlas antes tengo que enfrentarme a ellas.


Muchas gracias, maestro Lapido.

Comentarios

djflow ha dicho que…
¿Realmente podemos y debemos contarnos y explicarnos nuestras vidas a través de las letras de las canciones de pop?
Esto no es una crítica, más bien una reflexión en voz (o letra) alta.
Por cierto, me estás pegando tu amor a 091, lo cual está muy bien.
djflow ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.