Tiempo muerto

Me acabo de levantar.

Hoy voy a sumergirme en mí mismo. Me he pedido un día libre en el trabajo y cuando acabe este texto apagaré el móvil. Nadie sabe exactamente dónde estaré.

La primera vez que hice este ejercicio fue en la primavera del 98 y me sirvió para poner muchas cosas en perspectiva. Ahora no necesito nada de eso porque sé algo que entonces no sabía. Ahora sí sé lo que quiero. Y lo más importante, sé por qué lo quiero.

Mi objetivo es pedir tiempo muerto a la vida durante una sola jornada. Me gustaría mucho que se derivara alguna consecuencia práctica de este experimento, pero no creo que cambie nada. Ni en mí ni fuera de mí.

De todas maneras, alguna faceta de mi proyecto vital tendrá que cambiar muy pronto. Pero no será hoy.

Comentarios

djflow ha dicho que…
Espero, my friend, que la inmersión te resulte placentera y, sobre todo, esclarecedora. Y, sobre todo, que las aguas estén más o menos claras.
¡Salud!