Madrid en otoño

Mes de noviembre de 2004. Tarde de sábado. Luce un sol de otoño que no calienta pero sí ilumina. Un hombre de treintaytantos pasea por el barrio de Ópera. Piensa en sus cosas y se siente solo, muy solo. Sigue caminando hasta la Puerta del Sol, que está llena de gente que debe estar hablando, riendo, gritando,...Pero él no oye nada de lo que pasa a su alrededor.


Su intención es dirigirse a la Filmoteca, pero sin prisa. Se pierde por las calles aledañas a la Plaza de Santa Ana. Y entonces la ve. Es la taberna Alhambra, fundada hace muchos años. No entra, pero se queda unos segundos fuera. Durante esos segundos se acuerda de un amigo, de un amigo que está lejos, de un amigo que tiene a Madrid debajo de su piel.

Comentarios