50 años después

Dispuesto a echarle un ojo al periódico y a lo que dijo ayer el del bigote en la Comisión, me encuentro con un artículo en el que se conmemora el 50 aniversario de la muerte de Wilhem Furtwängler en Baden Baden. Este gran director de orquesta es uno de los músicos más prestigiosos del siglo XX y un tío por el que yo siento gran simpatía. Según los que saben, Furtwängler era un director "subjetivo" y era capaz de cambiar su propia visón de la misma obra. Los que no sabemos pensamos que eso es hacer las cosas con el corazón, pero quizá sea una manera demasiado simple de expresarlo. Escuchar su Novena de Beethoven basta para comprender por qué a mí, y a los que saben, nos impresiona.

Hace unas semanas se fue otro músico excepcional. En uno de los posts de junio hay una crónica de un concierto suyo en Galapagar titulada "Punk jazz". Se llamaba Mark Ledford y sólo tenía 44 años. Me siento afortunado de haberle descubierto y de haber podido ver un concierto suyo.

"Queda la música", como decía uno que yo me sé.



Comentarios

djflow ha dicho que…
Eso lo dijo, o lo cantó, Aute, creo. Pero otros de otro canal que quizá conozcas preferimos decir "Nos queda la música" por aquello de darnos un poco de autobombo.
Siento que Furtwängler me suene solo de nombre y que la única referencia de Mark Ledford sea la de tu reseña, que acabo de revisar.