Las piedras del camino

Ésas que me enseñaron que mi destino era rodar y rodar.


Ésas que, a veces, me imagino para huir de mi mismo.


Ésas que me animan a seguir caminando.


Ésas.

Comentarios