Homer

¿Por qué le tenemos tanto cariño a este personaje?.


Es gordo, sin cultura, inepto para las relaciones personales y en su trabajo, tiene un hijo cuyo futuro es más que cuestionable, una hija que sólo conocerá frustración, otra hija que lleva más de 10 años sin poder hablar y una esposa poco estimulante. Además, vive en un pueblo de la América profunda y su mejor amigo es un tendero sin escrúpulos que regenta un local al que va siempre que no encuentra soluciones (que es casi siempre).


Lo peor de todo es tanto a él como a nosotros nos da igual.


Seguramente, la razón es que Homer es, además de todo esto, una persona que no simula, que no pretende engañar a nadie (cierto es que aunque quisiera tampoco podría) y cuyos placeres son sencillos y no hacen mal a nadie.

Te queremos.

Comentarios