Es una lata el trabajar

Qué razón tenía Luis Aguilé.


Esta semana sí que estoy trabajando. Llegó septiembre, llegaron de nuevo las responsabilidades y la promesa de la invernada.

Nota mental: tengo que comprarme calcetines.

Comentarios