No peses, no midas, no clasifiques

Ese es mi consejo de hoy, amiguitos.


Ya sabéis que estamos aquí para ser felices, y que eso es como mear. Nadie lo puede hacer por ti.

Comentarios