Fiestas

Las fiestas de los pueblos pueden enseñarte muchas cosas. De hecho, si vas a una puedes explicarte por qué pasan las cosas que pasan en este país.

La peña se divierte con atracciones de tercera categoría cuya seguridad parece cuestionable. Huele a cosas indefinidas, pero siempre quemadas y excesivas. Se bebe cualquier cosa y a cualquier precio. En ese espacio conviven niños, adolescentes, jóvenes, adultos, maduros y viejos. Todos hacen lo mismo. Se lo pasan bien pero a uno le da la impresión de que lo logran porque no se imaginan que hay otros mundos. O porque piensan que no pueden llegar.


Comentarios

RED PRIAPO ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.