El mayor placer

El mayor placer es traicionarse a si mismo.

Es la constatación de que eres libre. Libre, de verdad, como la canción de Nino Bravo.

Dije que no iba a hacerlo y lo he hecho.

Y me ha sentado que te cagas.

Comentarios