Garrafón en Berlín

Curiosa noche la de ayer. Al caer la tarde footing absurdo desde el Reichstag hasta la casa de Marlene. Después cena en casa de unas amigas de Marlene. A ésto fuimos con César. Las tres muy majas, especialmente de la que no me acuerdo el nombre. Como siempre dije mis payasadas habituales. Esta vez ponderé acerca de la siesta y el estilo de vida de los obispos españoles. Subimos a la azotea del piso y vimos como Marlene hacia una pruebita mientras César y yo nos acojonabamos grandemente. Es entonces cuendo traté de contactar con Lucila, pero el móvil se me murió. Nos dieron melón de postre.


Luego nos fuimos a un bar, ya sin las amigas de Marlene, y nos tomamos una copa. Yo jugué a la máquina del millón y me fue bastante bien. Más tarde vagamos sin rumbo fijo por Berlín Este mientras sonaba Depeche Mode en el loro del coche. El "101", concretamente. Ya era de día cuando nos acostamos, pero yo no pude dormir. Al ratito empezo a dolerme el estomago, y mucho. Marlene se dio cuenta y me hizo un té.



Ya estoy mejor pero parece claro que en Berlín, como en Madrid, dan garrafón. Habana 7 decía el insensato. Porca miseria!

Comentarios

djflow ha dicho que…
Por lo que leo entre líneas, paréceme que tu estancia teutona está resultando agradable y fructífera en más de un sentido. Necesito datos.
Lee mi blog si puedes y a ver si estamos en contacto para Benicassim. Me marcho de vacaciones el viernes, voy a Santiago and then a Cádiz; estaré localizable en mobile phone y no podré escribir ni visitar internet hasta que no esté de vuelta, lo cual será el día 31 de julio.
Necesito solucionar problema alojamiento y transporte Benicassim.
Disfruta de Berlín y, sí, ojalá me diera un rulo por ahí ahora mismo. Soy un gran fans de esa ciudad, me trae unos cuantos buenos recuerdos.
Take care, cuidadito con el "garrafonen" y, sobre todo... ¡Rock and Roll!
Vencido ha dicho que…
Querido Flowers, hay un sentido que no es como tu dices. Parlarem.