Alex

Estamos a martes y la verdad es que estan pasando bastantes cosas. Una de las más notables es que todos los días, no importa por qué motivo, acabo en la Alexanderplatz. Sospecho que mi tendencia al símbolo es lo que me atrae a este lugar.


Resulta que la Alexanderplatz era en los 20 y 30 del siglo pasado un punto de encuentro, una arteria principal de Berlín. Lo que significa que era uno de los lugares clave de la cultura mundial de aquella época, que tenía uno de sus principales focos de luz en esta ciudad. Cuando llegó la partición, la Alexanderplatz cayó del lado del este y se convirtió en un espacio amplio con edificios "comunistas" (=pensados para que viva la gente) y con una estética muy particular. También levantaron una especie de pirulí, más bajo que el de Madrid, pero de aspecto futurista e industrial.

Ahora, reunificada de nuevo la ciudad, quieren cambiar la Alexanderplatz porque todo el mundo piensa que es horrible. A mi me parece mal porque, vaya por delante, a mi me gusta. Pero si la modifican los berlineses dejaran de llamarla simplemente "Alex", como si fuera un ser humano, que es lo que hacen ahora. Y es evidente que algo se habrá perdido.


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Buenas chaval, ayer estuve viendo la guarrona de la Arjona (dicho sea con todo cariño) y a Julieta. Si es que con ese nombre, como no se va uno a enamorar.

Hice alguna foto.

Mochila emocional
djflow ha dicho que…
Te veo disfrutando de los Berlines, my friend.
A mí también me parece que Alexanderplatz debería quedarse tal cual, sobre todo porque tiene PERSONALIDAD, que es lo más importante. A mí también me gusta y me leva directamente a una de las novelas que más me gustó de pequeño: "Emilio y los detectives"
Sigue disfrutando, rubias teutonas aparte
Anónimo ha dicho que…
Siempre es gratificante ver que alguien está disfrutando de lo lindo de sus vacaciones. Me das bastante envidia, además de por estar donde estás, por el simple hecho de estar en el país de las cervezas y las salchichas. Se me hace la boca agua con solo pensarlo, en fin que se le va a hacer, nos conformaremos con el Rita, que no es moco de pavo. Pues eso, que disfrutes y nos vemos cuando vuelvas. ¿Por cierto hay Brugal por esos lares?