viernes, 30 de julio de 2004

Me sigo sintiendo muy musical (que no italiano)

Y por eso hoy vuelvo a pegar la letra de una canción. Ésta.

 
In Candy's room there are pictures of her heroes on the wall
but to get to Candy's room you gotta walk the darkness of Candy's hall
Strangers from the city call my baby's number and they bring her toys
When I come knocking she smiles pretty she knows I wanna be Candy's boy
There's a sadness hidden in that pretty face
A sadness all her own from which no man can keep Candy safe

 
We kiss, my heart's rushes to my brain
The blood rushes in my veins fire rushes towards the sky
We go driving driving deep into the night
I go driving deep into the light in Candy's eyes

 
She says baby if you wanna be wild
you got a lot to learn, close your eyes
Let them melt, let them fire, let them burn
Cause in the darkness there'll be hidden worlds that shine
When I hold Candy close she makes these hidden worlds mine

 
She has fancy clothes and diamond rings
She has men who give her anything she wants but they don't see
That what she wants is me,
oh and I want her so
I'll never let her go, no no no
She knows that I'd give
all that I got to giveAll that I want all that I live
to make Candy mine
Tonight

 
                                                                           Candy's room
                                                                           Don Brun
                                                                           1978

jueves, 29 de julio de 2004

Uptown girl

Ésto es todo lo que hoy tengo que decir.

 
"Uptown girl
She's been living in her uptown world
I bet she never had a backstreet guy
I bet her mama never told her why 

 
I'm gonna try for an uptown girl
She's been living in her white bread world
As long as anyone with hot blood can
And now she's looking for a downtown man
That's what I am

 
And when she knows what
She wants from her time
And when she wakes up
And makes up her mind

 
She'll see I'm not so tough
Just because
I'm in love with an uptown girl

 
You know I've seen her in her uptown world
She's getting tired of her high class toys
And all her presents from her uptown boys
She's got a choice

 
Uptown girl
You know I can't afford to buy her pearls
But maybe someday when my ship comes in
She'll understand what kind of guy I've been
And then I'll win 

 
And when she's walking
She's looking so fine
And when she's talking
She'll say that she's mine 

 
She'll say I'm not so tough
Just because
I'm in love
With and uptown girl 

 
She's been living in her white bread world
As long as anyone with hot blood can
And now she's looking for a downtown man
That's what I am 

 
Uptown girl
She's my uptown girl
You know I'm in love
With an uptown girl
My uptown girl
You know I'm in love
With an uptown girl
My uptown girl" 

 
                                                             Uptown girl
                                                             Billy Joel, 1983


martes, 27 de julio de 2004

El tío Miguel

 

Es orondo. Es simpático. Es inteligente. Es populista. Es...Michael Moore, el nuevo superhéroe de la izquierda mundial.

Sólo hay un problema. Michael Moore no es de izquierdas. Puede que se sitúe a la izquierda del Partido Demócrata, pero no eso no te hace ser de izquierdas. Eso sí, te hace de la única izquierda posible en Estados Unidos. No sé si me he explicado.

Michael Moore es un liberal, en el sentido norteamericano. Como muchos otros personajes de la cultura estadounidense. Son gente de la que me siento cerca, quizá porque ese tipo de opción es la única posible si no queremos cargarnos el sistema. Para eso está la verdadera izquierda.

 
¡Coño!, parezco Anguita.

sábado, 24 de julio de 2004

Calor

Éstos están siendo los días de más calor del año. Lo que sin duda justificaría el hecho de que hoy me haya comprado unas chanclas. Pero yo entiendo que algo está cambiando porque jamás me han gustado esas mierdas neo hippies que dejan al descubierto los pies. De hecho, ésta ha sido la primera vez que hago una compra de este tipo.

 
Sé que es un detalle, pero el hombre es un animal de detalles.

 
Insisto. Aunque no lo parezca, algo está cambiando.


jueves, 22 de julio de 2004

Casas

 
No, no me gusta ir a las casas de los demás. Aún menos, ir a una fiesta a casa de otra persona. Eso lo odio. Es como pasarse a la pequeña burguesía con todo el equipo. Es como hacerse mayor. Es como ser como mi padre.

 
En este país comprarse una casa parece el objetivo vital de todo el mundo. Creen que les da libertad, pero no es más que un trozo de terreno mal construido. Eso es una casa. Eso y una hipoteca de la hostia de años.

 
Ayer fui a una fiesta de cumpleaños a la casa de un amigo. Un amigo que pensaba como yo.

 
Me estoy quedando solo.

martes, 20 de julio de 2004

Decisiones

 
 
 
La Asamblea de ayer fue mal. Es decir, un poco como se esperaba. El resultado es que hay que refundar la radio, lo que trae consigo tantas ventajas como inconvenientes. Como me gusta el optimismo, entiendo que ésta es una gran oportunidad para desquitarme de lo de Radio Vallekas. Me apetece comprometerme, por lo menos para poner en marcha la nueva asociación que saldrá de este quilombo.
 
 
De lo demás, mejor ni hablar.

lunes, 19 de julio de 2004

La vuelta al cole

 
 
Sol. Buen tiempo. Mi coche. "Wishful thinking" de Wilco. El mail de Marlene. La pieza de Los Planetas. Todo en su sitio.
 
 
Así me ha recibido Madrid.
 
 
Esta noche hay una Asamblea muy chunga en Radio Utopía. Podría ocurrir de todo. Incluso que deje el programa.

sábado, 17 de julio de 2004

Fin de trayecto

 
En menos de una hora parto para Colonia en coche. Mañana vuelvo a Madrid en avión. Prácticamente este viaje se ha terminado.
 
 
Aún es pronto para elevar mis conclusiones a definitivas, pero ahora voy teniendo alguna cosa más clara. Así que se puede decir que he conseguido lo que venía a buscar.
 
 
Como dijo McArthur, "volveré".

viernes, 16 de julio de 2004

Cae la tarde y me olvidé otra vez...

 
Siempre he dicho que hacer planes es sinónimo de infelicidad. Pero es cierto que estoy llevando esta visión hasta el paroxismo.
 
Alguna, la que sea y sobre lo que sea, determinación tendré que tomar.
 
 
De todas maneras, todavia disfrutaré un poco más de este jardín botánico.
 
 
Recuerdos a Radio Futura

jueves, 15 de julio de 2004

Que quede constancia

Ayer, miércoles 14 de julio de 2004, empecé a juguetear con la idea de pedirme una licencia de 3 meses y venirme a Berlín.

Si decido hacerlo, que quede constancia de que la primera idea me vino ayer.



miércoles, 14 de julio de 2004

Garrafón en Berlín

Curiosa noche la de ayer. Al caer la tarde footing absurdo desde el Reichstag hasta la casa de Marlene. Después cena en casa de unas amigas de Marlene. A ésto fuimos con César. Las tres muy majas, especialmente de la que no me acuerdo el nombre. Como siempre dije mis payasadas habituales. Esta vez ponderé acerca de la siesta y el estilo de vida de los obispos españoles. Subimos a la azotea del piso y vimos como Marlene hacia una pruebita mientras César y yo nos acojonabamos grandemente. Es entonces cuendo traté de contactar con Lucila, pero el móvil se me murió. Nos dieron melón de postre.


Luego nos fuimos a un bar, ya sin las amigas de Marlene, y nos tomamos una copa. Yo jugué a la máquina del millón y me fue bastante bien. Más tarde vagamos sin rumbo fijo por Berlín Este mientras sonaba Depeche Mode en el loro del coche. El "101", concretamente. Ya era de día cuando nos acostamos, pero yo no pude dormir. Al ratito empezo a dolerme el estomago, y mucho. Marlene se dio cuenta y me hizo un té.



Ya estoy mejor pero parece claro que en Berlín, como en Madrid, dan garrafón. Habana 7 decía el insensato. Porca miseria!

martes, 13 de julio de 2004

Alex

Estamos a martes y la verdad es que estan pasando bastantes cosas. Una de las más notables es que todos los días, no importa por qué motivo, acabo en la Alexanderplatz. Sospecho que mi tendencia al símbolo es lo que me atrae a este lugar.


Resulta que la Alexanderplatz era en los 20 y 30 del siglo pasado un punto de encuentro, una arteria principal de Berlín. Lo que significa que era uno de los lugares clave de la cultura mundial de aquella época, que tenía uno de sus principales focos de luz en esta ciudad. Cuando llegó la partición, la Alexanderplatz cayó del lado del este y se convirtió en un espacio amplio con edificios "comunistas" (=pensados para que viva la gente) y con una estética muy particular. También levantaron una especie de pirulí, más bajo que el de Madrid, pero de aspecto futurista e industrial.

Ahora, reunificada de nuevo la ciudad, quieren cambiar la Alexanderplatz porque todo el mundo piensa que es horrible. A mi me parece mal porque, vaya por delante, a mi me gusta. Pero si la modifican los berlineses dejaran de llamarla simplemente "Alex", como si fuera un ser humano, que es lo que hacen ahora. Y es evidente que algo se habrá perdido.


lunes, 12 de julio de 2004

Ich bin berliner

Esto es lo que dijo Kennedy cuando lo del muro.


Amanecer a esta hora en Berlín después de haberme bebido el agua de los floreros y sin resaca me hace feliz. "Soy un berlinés"

miércoles, 7 de julio de 2004

Hombres

Yo, la verdad, nunca he entendido a los homosexuales masculinos. Ya sé que desde mi "machidad" es un tópico de poco gusto decir estas cosas. Por eso voy a tratar de explicarme.


Ayer estuve en una animada reunión de hombres heteros al filo de la treintena, profesionales, con estudios y sentido del humor. El resultado fue que me aburrí mucho. Básicamente, la conversación se redujo a la longitud de nuestros miembros. Como la mía es la más larga (yo también soy uno de ellos) perdí interés. Pero, amigas, esto no es la excepción sino la regla. Y no hay excepciones.


Es por eso, y por muchas otras cosas, por las que no me dicen nada los hombres. Y por lo que no entiendo por qué a los homosexuales masculinos les gustan.


Pero si lo pensamos mejor no creo que ninguno de los que nos reunimos ayer puede resultar atractivo para un hombre. Aún más raro es que haya tías que se enganchen con tipos como nosotros, salvo alguna honrosa excepción. Pero yo a ellas nunca las entenderé. Y, de un tiempo a esta parte, tampoco lo pretendo.

martes, 6 de julio de 2004

Sexo oral

A veces pienso que lo mejor de un polvo suele ser contarlo, adornarlo con un relato ligeramente inexacto. Donde hubo 3 minutos, decir que ha habido 15; un gemido gatuno convertirlo en un grito desgarrador, etc.


Tampoco está mal hablar de intercambiar fluidos con la no siempre leal posición. Es más cómodo y, sobre todo, más higiénico.


Esto nos trae a la palestra el valor de la palabra. Parece que estoy diciendo que es mejor hablar que actuar. Pero en realidad, sólo me estoy poniendo excusas por darle demasiado a la húmeda.

lunes, 5 de julio de 2004

La decadencia

Siempre he pensado que algo decadente es algo hermoso. La palabra en sí, decadencia, tiene un timbre muy sonoro. Luego está el toque filósofico de que para entrar en decadencia antes has logrado el apogeo, y eso no lo consigue mucha gente. Y por encima de todo, la imagen del noble arruinado es novelesca a más no poder.


Además, no es lo mismo el declive que la decadencia. Lo primero acontece cuando pierdes tus habilidades pero no tu vanidad. Entonces te acercas a la indignidad y al ridículo. Lo segundo es casi lo mismo, con el importante añadido de que la vanidad también desaparece. Y ya sólo intentas lo que sabes que puedes hacer. De ahí que muchos artistas hayan sido capaces de dar lo mejor de su obra en su decadencia, porque eran ellos mismos en su estado más puro.


Es triste reseñar que Paco de Lucía no está en decadencia.

viernes, 2 de julio de 2004

Blondes have more fun

Si ya lo decía yo. Las rubias molan mucho. Después de ver a Rickie Lee Jones en el Galapajazz '04 no puedo más que reafirmarme en mi postura.


Además, en la banda de Rickie estaba ayer Mark Ledford (ver el post titulado "Punk-jazz" en este mismo blog) y, como era de esperar, se salió. Pero lo que mas me gustó fue que el concierto tuvo un gran porcentaje de improvisación. En el centro del escenario estaba Rickie dando órdenes, con una firmeza muy femenina, y buscando todo el rato una sonoridad roquera. Jugó con su voz de una manera increíble. De una manera que Björk sólo puede soñar.


Un poco chungo fue que hubiera famosillos como Juan Aguirre de Amaral, Javier Álvarez, Santiago Alcanda,... pero nadie es perfecto. Ni siquiera las rubias son perfectas.